170 aerogeneradores producirán energía eólica en Valladolid antes de 2020

Apecyl valora positivamente el crecimiento <<sustancial>> en este tipo de instalaciones en la provincia de Valladolid, que inyectará en 2019 más de 17 millones a trece pueblos y la capital.

Un total de 14 nuevos parques eólicos deberán de terminar el año 2019 produciendo energía en la provincia de Valladolid. Tras las últimas subastas de renovales, el reparto ha determinado que de los 170 aerogeneradores que se invertirán, 22 de ellos se quedarán por primera vez en la capital vallisoletana. Los 148 restantes serán repartidos entre 13 pueblos que verán cómo sus arcas municipales reciben una inyección importante de dinero. Se estima que entre todas las localidades elegidas ingresarán en torno a los 17 millones de euros anuales.

Las instalaciones, propiedad de Naturgy y del grupo WPD, ya están autorizadas desde la Junta de Castilla y León, por lo que el siguiente paso es que los ayuntamientos correspondientes aprueben las licencias de obra. Por su parte, desde la Diputación, conscientes de la envergadura del proyecto, se han impartido cursos de formación para los secretarios y los interventores de los ayuntamientos que gestionarán los diferentes parques eólicos.

En cifras, los 22 aerogeneradores previstos para el término vallisoletano se traducen en 76 megavatios y entre 2,5 y 3 millones de euros que se ingresarán en las arcas municipales. Una cantidad que, según informa el diario regional El Norte de Castilla, se determina por el precio de inversión de cada megavatio, entre los 800.000 y el millón de euros. Estos se instalarán en dos parques eólicos en los Montes Torozos: en Navillas y en Navabuena Norte, en unas parcelas que se encuentran entre los términos de Villanueba y La Mudarra.

Las 13 localizaciones restantes del proyecto son: Valverde, Castromonte, La Mudarra, Rioseco, Valdenebro, Torrelobatón, Torrecilla, Barruelo, Berceruelo, Velilla, Villasexmir, Castrodeza y Villalba. Además, el municipio de Tordesillas se suma a la lista gracias a otro proyecto a cargo de Energía Eólica de Castilla, que prevé instalar dos aerogeneradores en este término.

La economía del viento

Para la provincia estos ingresos procedentes de las energías renovables no son algo nuevo. Castromonte, que actualmente cuenta con 23 aerogeneradores, obtiene un total de 92.000€ anuales y prevé ingresar 3,6 millones de euros en los próximo cuatro meses gracias a la actividad de otros 52 molinos de viento.

Otro municipio que sabe lo que es tener unas cuentas saneadas gracias al viento es Peñaflor, pues sus 305 habitantes ven como cada año las energías renovables inyectan al ayuntamiento un total de 415.000€, gracias al canon que las empresas de energía eólica deben pagan por ocupar su territorio. Así, desde 2013, los vecinos del municipio pagan los tipos mínimos que permite la ley en el IBI y en el impuesto sobre vehículos, entre otros beneficios. «Obviamente no hay deuda financiera ni con proveedores, se han podido acometer inversiones en todo tipo de infraestructuras municipales y se ha podido afrontar sin problemas el gasto corriente, sin olvidar el empleo, que se ha podido contratar a vecinos que hasta ese momento estaban desempleados. En cualquier caso, con un criterio de prudencia y sin inversiones faraónicas». Son declaraciones por parte de ayuntamiento de la localidad que recoge El Norte de Castilla.

Otros sectores beneficiados.

Para la puesta en marcha de este gran proyecto eólico se prevé al menos un trabajador en el montaje por cada uno de los 500 megavatios a producir.

De esta forma, restaurantes, comercios y hoteles del entorno de Valladolid se preparan para recibir el grueso de trabajadores que durante el año 2019 se encargarán de levantar los parques eólicos autorizados. Según estiman desde WPD, uno de los grupos impulsores de estos proyectos, habrá al menos un trabajador por cada megavatio producido (525 previstos).

Eugenio Tejerina, secretario de la Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León, reconoce que el crecimiento en este tipo de instalaciones será «sustancial» en la provincia de Valladolid y admite que la inversión prevista, que supera los quinientos millones de euros, «generará unos retornos muy importantes en las localidades donde están previstos, pues las labores de construcción generan cuantiosos ingresos a través del impuesto de obras».

10/12/2018
Fuente: 
El Norte de Castilla