Valladolid instala sus primeros aerogeneradores en una zona rural

    «Son gigantes», le aseguraba a Sancho Panza, aunque más que infundir «miedo», como le pasaba al fiel escudero, impresionan por su porte, cercano a los noventa metros de altura algunos de ellos, con aspas de hasta treinta metros de diámetro.


    Estos molinos de viento ya instalados forman parte de los dos primeros parques eólicos con que contará la provincia vallisoletana, entre los municipios de Castromonte, Peñaflor de Hornija, San Pelayo, Torrecilla de la Torre, Barruelo del Valle y Torrelobatón.


    Con una potencia cercana a los noventa megavatios, están previstos más de cuarenta aerogeneradores en esta zona agrícola del noroeste de la provincia vallisoletana.


    Estos serán los primeros aerogeneradores de la provincia, que se pondrán en funcionamiento el próximo mes septiembre y que «se suman a los 108 parques eólicos que ya se encuentran en la región», según explicó ayer la Asociación de promotores de Energía Eólica de Castilla y León (APECYL).


    El alcalde de Castromonte, Carmelo Valverde, manifestó que este proyecto «ha sido muy bien acogido por el pueblo», que espera que «esta energía limpia que se creará con los más de 30 molinos instalados en el municipio contribuya a mejorar el entorno rural, cada vez más abandonado».


    Valverde añadió que es «un honor» que sea su municipio uno de los escogidos «para formar parte de esta actividad ecológica» que ya existe en el resto de provincias de la región.


    Los primeros aerogeneradores se han instalado en una finca, por la empresa Vapat, que promueve estos parques eólicos, y el resto se asentarán, la mayoría de ellos, en terrenos de cultivo, dedicados principalmente al cereal y la legumbre.


    Los propietarios del terreno recibirán, en el momento en el que ya esté en funcionamiento el parque eólico, una compensación de 0,75 céntimos de euro por cada metro cuadrado ocupado.


    Una enorme grúa de gran tonelaje se encarga de la instalación de los aerogeneradores , que además requieren una base de hormigón, que se fabrica en una planta que se ha tendido que instalar en las cercanías.


    Además, cada molino de viento tiene que tener acceso por un camino, en cuya construcción se aprovecha piedra de la zona, y es necesaria una línea de evacuación, para llevar la electricidad a la red.



  • Fecha de la noticia: 2007-08-16
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias