Un proyecto europeo fomentará las energías renovables en América Latina

    Según el resumen del proyecto, ‘los avances tecnológicos realizados en este sector han hecho de la energía biológica una opción económica capaz de responder a las necesidades de diversos sectores industriales, pese a que el potencial de reproducción de estas tecnologías no está totalmente explotado’. Esta carencia se debe ‘a una falta general de información y de conocimientos técnicos entre los usuarios finales, los responsables políticos y los investigadores de tecnología’.



    Los socios del proyecto -Francia, Reino Unido, Bélgica, Brasil, Ecuador y Perú- quieren establecer plataformas especializadas de formación en las tecnologías de biomasa en las regiones latinoamericanas de los Andes y la Amazonia. Estos países trabajarán con las autoridades de la región con competencias en tecnologías renovables para consolidar conocimientos y fomentar la creación de redes entre universidades e institutos de investigación.



    El plan también hará que los programas universitarios de la materia actualmente existentes en la región incluyan módulos sobre energías renovables y biomasas, así como sobre su papel en la reducción de la pobreza.



    La coordinación del proyecto correrá a cargo del Agricultural Research for Developing Countries (CIRAD) francés. Uno de los participantes en el mismo, el británico Tony Bridgwater, responsable del grupo de investigación de bioenergía de la Universidad de Aston (Reino Unido) ha declarado que ‘los avances que se han realizado en el ámbito de la energía renovable en Europa necesitan ahora aplicarse en las regiones que tienen incluso mayor necesidad de una fuente de energía local, barata y segura’.



    La Comisión Europea espera que BEPINET sirva también para generar ingresos suplementarios en esta región y favorecer una perspectiva real de desarrollo, además de llevar suministros de energía a las zonas rurales de América Latina, en muchas de las cuales la disponibilidad de estos servicios es todavía relativamente baja. Esta red cooperará con su hermana gemela BEPITA, iniciativa idéntica destinada al continente africano, e intercambiarán experiencias en buenas prácticas y tecnología, todo con el fin, según Bruselas, de crear una masa crítica necesaria para establecer una red internacional de energía de biomasa.



  • Fecha de la noticia: 2006-03-08
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias