Satisfacción por la entrada en una nueva fase del pacto de Kioto

    La cumbre de Montreal se alargó hasta casi el amanecer del sábado, en parte por objeciones de última hora presentadas por Rusia.

    «Esta ha sido la conferencia sobre cambio climático de la ONU más productiva. Este acuerdo abre el camino para una acción futura sobre el cambio climático», dijo Richard Kinley, responsable en funciones del Secretariado del Cambio Climático de la ONU.

    Los ecologistas aplaudieron, se abrazaron y algunos incluso lloraron después de que los delegados aprobaron lo que consideraron una decisión histórica para abordar el cambio climático.

    «Había muchos puntos potenciales en esta cumbre y el mundo podía haber abandonado por las tácticas del administración Bush o de otros pero no lo hizo», dijo Jennifer Morgan, experta en cambio climático de la organización WWF.
    «Y debemos confiar en que esta decisión conlleve un recorte mucho mayor de emisiones de gases para evitar los devastadores impactos en el clima», dijo.
    Las negociaciones de Montreal perseguían dos objetivos, uno continuar con las discusiones para avanzar en el pacto de Kioto y otro conseguir la inclusión de más países en la lucha contra el cambio climático.

    Estados Unidos, el mayor emisor de gases de efecto invernadero, y Australia han rechazado ratificar Kioto pero son miembros del tratado fundador y Washington había rechazado un diálogo más amplio, temiendo que pudiera acabar comprometiendo más recortes de emisiones.

    «ESTAMOS ENCANTADOS»

    La decisión de Kioto urge a las naciones más ricas a decidir nuevos compromisos más allá del 2012 lo más pronto posible sin establecer un calendario detallado.
    Bajo Kioto, alrededor de 40 países industrializados tienen que reducir las emisiones aproximadamente un 5,2% por debajo de los niveles de 1990 durante el periodo 2008-12.

    Sin embargo, los países en desarrollo, como China e India, no tienen objetivos bajo Kioto y dicen que los estados industrializados tienen que tomar el liderazgo en la reducción de gases de efecto invernadero tras hacer crecer sus economías con carbón, petróleo y gas desde la Revolución Industrial.

    El acuerdo sobre una nueva ‘hoja de ruta’ de Kioto dará a los miembros siete años para negociar y ratificar acuerdos antes de que expire la primera fase en 2012. Muchos países asumen que se necesitarán más reducciones de gases para evitar el caos climático en las próximas décadas.
    «Estamos encantados», dijo Margaret Beckett, secretaria de Medio Ambiente del Reino Unido, que actualmente ostenta la presidencia rotatoria de la UE. «Es el fruto de un año de trabajo para nosotros».
    Algunos ecologistas dijeron que la cumbre de Montreal tendrá profundas consecuencias en la humanidad.



  • Fecha de la noticia: 2005-12-11
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias