Pueblos de Valladolid sufren fogonazos procedentes de un parque eólico visibles a cientos de kilómetros

    El alcalde de uno de estos pueblos, el municipio vallisoletano de Barruelo del Valle, Mario de Fuentes (PP), ha promovido un escrito al que hasta el momento se han sumado al menos medio centenar de municipios y diferentes entidades. Su objetivo es lograr “una solución que garantice la seguridad aérea sin producir daños a los vecinos y esa contaminación lumínica que sufrimos a diario”, reza este escrito dirigido primero a Aviación Civil y posteriormente al Ministerio de Defensa.

    El parque eólico San Lorenzo cuenta con cerca de medio centenar de molinos de viento en las proximidades de Barruelo del Valle, en pleno páramo o llanura cerealista de la Meseta Norte en la que también se encuentra el aeropuerto de Valladolid. Para que sea visible de noche a los aviones, cada moderno molino de viento tiene instalada en su cima una luz intermitente, “visible a más de cien kilómetros de distancia”, incluso desde provincias vecinas como León o Salamanca.

    El alcalde ha declarado que las luces se han llegado a ver desde comunidades vecinas a Castilla y León como Galicia, en concreto desde localidades como A Gudiña (Ourense) o incluso desde aviones que aterrizaban y despegaban del aeropuerto de Santiago de Compostela. Ante esta situación, los pueblos afectados han intentado que Aviación Civil rebaje la intensidad de estas luces, lo que se ha conseguido en parte, pero el problema persiste.

    Para conseguir una solución definitiva, Aviación Civil ha remitido a los firmantes del escrito al Ministerio de Defensa, ya que la torre de control del aeropuerto de Valladolid depende de la contigua base militar de Villanubla. De momento, Defensa no ha dado respuesta y mientras tanto siguen los problemas de insomnio para muchos vecinos de pueblos cercanos al parque eólico. Además, las luces pueden deslumbrar a los conductores, no solo de las carreteras locales cercanas a los aerogeneradores, sino incluso de las cercanas Nacional 601 y autovía A-6.

    Otro de los problemas denunciados son los trastornos para el ganado y “no sabemos si para la fauna silvestre”, en una zona donde se practica la caza menor. Mario de Fuentes se ha mostrado dispuesto a seguir reclamando que la intensidad de estas luces pase de “los zambombazos” que sufren ahora los vecinos “a cero”. Con el temor añadido de que el actual parque eólico es solo una primera fase de lo proyectado en esta llanura del norte de Valladolid, en la que podría llegarse “a los doscientos” aerogeneradores.

    Mientras llega la solución, “tendremos todas las noches discoteca gratis en el páramo”, ha comentado con ironía un paisano de la zona. Actualmente, en Valladolid solo está en funcionamiento este parque eólico, que en realidad son dos contiguos, pero en Castilla y León existen al menos 124.

    Burgos tiene 38, Soria 30, Zamora 18, Palencia 17, Ávila 9, León 5, Segovia 2, Salamanca 1 y otro está entre Segovia y Soria. Además, otros 46 están en construcción, casi la mitad en Burgos, y 107 tienen ya la autorización para instalarse, entre ellos 8 en Valladolid, varios de ellos en la zona de Barruelo del Valle.



  • Fecha de la noticia: 2008-10-14
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Regional
Activar notificaciones No, gracias