Productores de energías renovables advierten de una ‘burbuja especulativa’ en la energía solar

    APPA afirma que ‘el sector de la energía solar fotovoltaica está experimentando un fuerte sobrecalentamiento, que no se corresponde ni con la realidad del mercado español, aún inmaduro, ni con la disponibilidad de paneles, puesto que la gran mayoría de los fabricantes tienen comprometida su producción durante varios años’.



    La entrada de nuevos operadores ‘ilusionados con las expectativas irreales que han alimentado promotores sin rigor ni escrúpulos’ están propiciando una situación de ‘burbuja especulativa que debe reconducirse con medidas administrativas y con buenas dosis de ética profesional promovida desde las asociaciones sectoriales’, señala.



    Esta asociación calcula que las solicitudes de conexión a la red eléctrica de futuribles proyectos fotovoltaicos suman más de 6.000 MW, cuando la tecnología, según los datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), cerró 2005 con 38 MW conectados a la red.



    Para agravar esta situación de ‘desproporción tan estruendosa’ entre los proyectos presentados y los ejecutados, el colectivo apunta que hay escasez de polisilicio (silicio de grado solar) a escala global, una escasez imposible de resolver a corto plazo, puesto que el tipo de silicio que utilizan los fabricantes de células fotovoltaicas es un subproducto de la actividad microelectrónica.



    ‘Lamentablemente, aún no hay ninguna planta de producción de polisilicio exclusivamente para la industria solar, aunque varias -todas en el extranjero- se inaugurarán en los próximos años, y APPA confía en que la carestía se alivie a finales de la presente década’, explica.



    Así, los fabricantes de paneles fotovoltaicos tienen comprometida su producción durante varios años y es imposible que puedan abastecer la demanda.



    Por ello alerta sobre la ‘más que dudosa’ disponibilidad de paneles que respalden las solicitudes de conexión presentadas. ‘Más aún cuando se trata de iniciativas inverosímiles, como huertas solares con más de 100 MW, promovidas por capitales ociosos y mal informados o, incluso, por algún pirata que sólo quiere embaucar a inversores incautos’, explica.



    Necesidad de pedir avales
    APPA considera que la introducción de avales que respalden los proyectos solares fotovoltaicos, tal y como ya se ha hecho con los ciclos combinados de gas natural y con los parques eólicos, discriminará las iniciativas reales de las ficticias y disuadirá a todos aquellos que no cuentan ni con la capacitación técnica ni con los recursos necesarios para acometer los proyectos.



    El Plan de Energías Renovables 2005-2010, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de agosto, marca el objetivo de conseguir 400 MW fotovoltaicos. APPA cree que alcanzarlo es posible, puesto que la escasez de polisilicio no tiene por qué afectar a esta ‘coherente’ meta, siempre y cuando se mantengan los mecanismos retributivos vigentes.



    ‘La burbuja fotovoltaica puede dar al traste con el desarrollo en España de una tecnología con un potencial inmenso, pero que, por tratarse de un mercado inmaduro, necesita de la seriedad y la profesionalidad que aportan las asociaciones sectoriales’, añade.



    APPA agrupa a unas 320 empresas y entidades, que aplican todas las tecnologías limpias: biocarburantes, biomasas, eólica, hidráulica, mareomotriz, solar y undimotriz (energía de las olas).



  • Fecha de la noticia: 2006-04-20
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias