Medio Ambiente estudia el impacto ambiental de cinco parques eólicos

    Uno de los proyectos es el de instalación eólica experimental de Gilbuena, en los términos municipales de Medinilla y Gilbuena. Un proyecto que tiene prevista la instalación de 3 aerogeneradores de 55 metros de altura de torre y 58 de diámetro de la pala, cada uno con una potencia de 850 Kw o lo que es lo mismo, una potencia total de 2,55 Mw, que además contempla un centro de transformación y una línea eléctrica de alta tensión. Pero los aerogeneradores irían alineados a través de más de 400 metros de la sierra y a tan sólo 2 kilómetros, de la instalación eólica de Neila de San Miguel, que cuenta ya con 5 aerogeneradores alineados a través de 700 metros.



    Su aprobación supondría la apertura de una pista forestal de 800 metros, la instalación de una línea de alta tensión de 1,4 kilómetros y la construcción de un edificio de planta para albergar las celdas de la estación transformadora y todo ello en una sierra abrupta y rica en encinares, rebollares, pinares y castañares. Si a esto se le añade su altitud de 1.300 metros y el hecho de albergar a algunas rapaces como el buitre común, el águila real, el gavilán, el milano negro o el real así como el cernícalo, la culebrera europea, el azor o el aguililla calzada se ve la necesidad del estudio. Otro de los puntos que se ha tenido en cuenta es que aunque está en una zona de sensibilidad baja está muy próximo a una zona de sensibilidad extrema como es el Parque Regional de la Sierra de Gredos.



    Flora, fauna y paisaje podrían verse afectados sobre todo por el hecho de que es un proyecto que se realizaría en un área de montaña abrupta y cubierta de arbolado por lo que se contemplaría la tala de árboles, del mismo modo que perjudicaría porque estaría ubicado a 1.300 metros de altitud con lo que el impacto visual se apreciaría desde larga distancia. Por todo ello el estudio deberá analizar «el diseño adecuado de accesos -también a la maquinaria pesada que implica esta construcción- minimizando la corta de arbolado, la posibilidad de enterramiento de la línea de evacuación, la ubicación y materiales de la subestación, los posibles restos arqueologicos, las emisiones sonoras y los efectos sinérgicos por proximidad a la instalación experimental de Neila de San Miguel».



    Iberdrola también proyecta la instalación eólica experimental «Oco» en el término municipal de Balbarda cuya aprobación pasa antes también por el estudio de impacto ambiental. En este caso se trataría de la instalación de cuatro aerogeneradores con una potencia total de 3,4 Mw cuya alineación en la cuerda de la sierra afectaría a casi 1 kilómetro de extensión y la apertura de una pista forestal de 800 metros. Uno de los principales escollos con los que se encontraría el proyecto es el hecho de que en la zona se produciría una acumulación con otros parques eólicos, a una distancia de 2,8 kilómetros están autorizados tres parques de 80 aerogeneradores en total con una potencia de 68 Mw y en una zona cubierta de encinas. En cuanto a la fauna, toparía con las mismas especies que el parque de Gilbuena a los que se añadiría ocasionalmente el águila imperial ibérica y el buitre negro. El impacto del parque , que se situaría a 1.400 metros de altura, sería visible desde la Paramera Serrota, incluida en la Red Natura 2000 y propuesta como L. I. C. y también sería muy importante el impacto sonoro en las poblaciones de Oco y Sanchicorto.



    Villanueva del Campillo y Bonilla de la Sierra es otro de los proyectos de parque eólico cuyo impacto se está estudiando. Cercano a la Paramera y Serrota contaría con tres aerogeneradores. Esta zona tiene además una alta densidad de población y la ubicación del parque conllevaría la tala de árboles -y posee ejemplares de gran valor como de pino y de rebollar-, para poder acceder a los 1.400 metros en los que se situaría, también cercano a Neila de San Miguel. De nuevo, otro de los proyectos iría a Villanueva del Campillo, para la instalación de otros tres aerogeneradores a más de 1.500 metros de altitud y con la necesidad de hacer una pista forestal de 1,5 kilómetros y también afectando a la Paramera y Serrota y al mismo tipo de flora -con tala de árboles- y fauna que en el caso anterior. Por último, se proyecta un parque en Neila de San Miguel y Becedas, con la instalación a 1.300 metros de 5 aerogeneradores con una potencia de 4,25 Mw y muy próximo al parque de Gilbuena



  • Fecha de la noticia: 2005-11-09
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias