Lugo recibe menos dinero que el resto de las provincias gallegas en las expropiaciones de suelo eólico

    Según el sindicato Unións Agrarias, en la Comunidad Autónoma Gallega, el bum del negocio eólico se empezó a vivir en la provincia de A Coruña, que a día de hoy es la que tiene mayor número de parques en funcionamiento, con 45; seguida de Lugo, con 39; Pontevedra, con 13, y Ourense, con nueve. Sin embargo, pese a contar con más parques eólicos y un mayor número de aerogeneradores instalados, en la provincia coruñesa hay menos megavatios y los aparatos instalados tienen una potencia menor. Sin embargo, en la provincia de Lugo la situación es la contraria, puesto que los molinos son más grandes y la potencia es mucho mayor.


    El triángulo mágico
    Todo ello obedece a las excelentes condiciones que reúne Lugo para la instalación de estas infraestructuras, sobre todo la parte norte de la provincia y más concretamente el denominado triángulo mágico, que conforman los municipios de Ourol, Vicedo y Viveiro. Buena prueba de ello es que varios de los 27 parques que está proyectado realizar en la provincia lucense afectan a montes de esos concellos.


    Esta situación puede llevar a pensar que aquellas personas que poseen terrenos en Lugo se están enriqueciendo gracias a los parques eólicos, cuando la realidad es bastante diferente y todo a causa de la desinformación de los propietarios, de la que sacan provecho las empresas. Según algunos afectados consultados, llegan a darse casos tan paradójicos como el de empresas que pagaron 0,30 céntimos de euros por metro cuadrado a determinados dueños de fincas en las que se construyó un parque; mientras que a otros propietarios afectados por la construccción de esa misma infraestructura se les llegó a abonar 2,40 euros.


    Estas circunstancias se dan incluso cuando los titulares de los terrenos y las empresas no llegan a un acuerdo y entonces tiene que intervenir el Juzgado de Expropiación, que antes tenía carácter provincial y ahora es autonómico. En este caso es un perito el que realiza la valoración del terreno y fija la cantidad a pagar. También entonces las diferencias se hacen evidentes. Por ejemplo, en Lugo se está pagando de media el metro cuadrado a 1,20 euros, una cantidad que se dobla en el caso de A Coruña y que alcanza los tres euros en Pontevedra. Esto resulta hasta tal punto inusual que en un parque eólico que afecta a concellos limítrofes, como es el caso de Chantada, en Lugo, y Rodeiro, en Pontevedra, se están dando esas diferencias de precios.


    Evitar esto depende en gran parte de la información que reciban los propietarios. En ello se centra precisamente la asociación de afectados Vento Noso y el técnico Hilario Moliner, que en las charlas con los dueños constata que éstos desconocen muchos de sus derechos, como por ejemplo el de recurrir la valoración realizada por el perito, y que las empresas les mienten y engañan para sacar mayor tajada.



  • Fecha de la noticia: 2006-07-14
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias