Los vecinos del Cristo reciben con malestar y resignación la instalación de los molinos de viento

    Y este debate se vive de forma especial, e incluso con intensidad, en el barrio del Cristo, cuyo símbolo identificativo, la escultura del Sagrado Corazón de Jesús levantada por Victorio Macho, ya no es la única imagen que vigila desde las alturas la forma de vida de este popular barrio capitalino. Ahora, además de la silueta del Cristo, los vecinos sienten los largos brazos, de 16 metros, que forman las aspas de los modernos molinos de viento.


    Y aunque todos en el barrio sabían que este momento llegaría algún día, el malestar que ha generado la instalación de este parque eólico entre los vecinos del Cristo es más que patente. Sin embargo, el sentimiento de pesar se funde también con la resignación que produce ver cómo día tras día se van levantando nuevos postes en la línea visual de su amada escultura.


    En estos momentos, la empresa promotora ha levantado ya siete aerogeneradores de los 13 que conformarán definitivamente el parque eólico Valdepero. Todos los molinos se levantan en suelo perteneciente al término municipal de Fuentes de Valdepero, aunque en un principio estaba previsto que tuviera 22 postes y que también ocupara una parte del suelo de la capital palentina. De hecho, el proyecto inicial recibió la autorización administrativa de la Junta sin que se hubieran presentado alegaciones en contra.


    Sin embargo, cuando se hizo público que algunos de los molinos se situarían muy próximos al Cristo, los vecinos del barrio y el Ayuntamiento de Palencia comenzaron las presiones para paralizar este parque eólico. Y la empresa, gracias a la intermediación de la Junta, aceptó modificar su proyecto, retirando todos los aerogeneradores situados en el término municipal de Palencia, que eran los que en mayor medida habrían afectado a la línea visual del Cristo del Otero.


    Finalmente, el nuevo proyecto establece que serán 13 en lugar de 22 los aerogeneradores que se instalarán tras la escultura de Victorio Macho, y aunque se han suprimido los más cercanos al Cristo, los vecinos siguen considerando que se trata de una auténtica agresión a su principal símbolo, ya que desde algunas zonas de la ciudad, como el Vial, sí se aprecia claramente cómo la silueta de los aerogeneradores se recorta tras el monumento religioso del cerro del Otero.


    Pero aunque muchos se preguntan todavía cómo se ha permitido la instalación de los molinos, todos saben que ya resulta imposible su retirada.



  • Fecha de la noticia: 2006-09-14
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias