Los nuevos parques multiplicarán por tres la energía eólica en Ávila

    Para a evacuación de la energía que se genere habrá que ejecutar las subestaciones correspondientes, así como las líneas de transporte necesarias. En este sentido, se encuentra ejecutada la subestación de Navalperal de Pinares y la línea que une este centro con la subestación de Las Navas del Marqués con la Ojos Albos. Será necesario tramitar, una vez que se presenten los proyectos correspondientes, otras dos subestaciones, la de San Juan de la Nava y la de Cárcabas, ambas con una relación de transformación 20/132 KV, indicó a este periódico el jefe del Servicio Territorial de Industria, Alfonso Nieto. Reconoció, además, que en este momento la Delegación Territorial de la Junta está tramitando la autorización administrativa de las líneas que unirán las subestaciones de San Juan de la Nava y la de Cárcabas con la Ojos Albos. Para ello se instalará una línea, en parte, de simple circuito y, en otra parte, de doble circuito a 132 KV aérea. Una vez obtenida la declaración de impacto ambiental positivo y la autorización administrativa, se procederá a la declaración de utilidad pública de los proyectos y, a continuación, una vez obtenidas las licencias municipales respectivas, comenzará la ejecución de las obras.
    Lastras del Pozo es un pequeño municipio de la provincia de Segovia, situado a 10 kilómetros de Villacastín y a 29 km de Segovia. Cuenta tan sólo con 79 habitantes, pero tras su aparente carencia de importancia se esconde un punto neurálgico en el sistema de transporte de energía eléctrica a la zona centro de la península. Cuenta con una subestación con llegada de línea de 400 a 220 KV provenientes de la localidad vallisoletana de Mudarra que recoge la energía generada en el norte de la península y la distribuye hacia el sur, este y oeste de la misma.



  • Fecha de la noticia: 2006-08-16
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias