Los ministros europeos aprueban una ley para reducir la contaminación atmosférica en la UE

    El acuerdo se logró pese a la oposición de Holanda, país que consideró poco realistas los objetivos y plazos fijados y recordó que muchos países incumplen las actuales obligaciones, menos ambiciosas que las fijadas en la nueva ley.


    La Directiva sobre calidad del aire fijará límites a la presencia de, entre otros, el dióxido de azufre, el dióxido de nitrógeno, los óxidos de nitrógeno, el benceno y el CO2 y obligará a los Estados miembros a analizar y controlar la contaminación ambiental.


    La gran novedad de la normativa, que refunde cinco leyes anteriores, es que por vez primera incluye un contaminante no contemplado antes: las partículas de menor tamaño, (PM 2,5) muy perjudiciales para la salud, especialmente de las personas con problemas respiratorios.


    La ministra española de Medio Ambiente, Cristina Narbona, subrayó en el debate que precedió el acuerdo que para España es importante que la Comisión Europea ‘elabore criterios comunes’ sobre la aplicación de la Directiva, que permitan garantizar que la vigilancia y gestión de la calidad del aire sea equiparable entre países.


    Asimismo, abogó por que la nueva normativa incluya las disposiciones vigentes sobre contaminación por metales pesados y pidió a la CE que defina parámetros comunes que ayuden a los países a interpretar lo que se considera contaminación ‘de origen natural’.


    La nueva ley diferencia entre la contaminación derivada de instalaciones industriales, vehículos, hogares y otros factores y la producida por ‘fuentes naturales’.


    El objetivo es permitir a los países deducir de sus niveles de contaminación ambiental de origen natural, como por ejemplo los causados en España por la llegada de masas de aire del Sáhara.


    Ese fenómeno, que ocurre con frecuencia y que por su origen no se puede controlar, propicia que se disparen los niveles de contaminación por la elevada concentración de partículas en suspensión que arrastran esas nubes de polvo.


    La Comisión elaborará unas directrices sobre esas fuentes naturales de contaminación y la metodología para su evaluación que, según el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, serán aprobados a principios de 2008.



  • Fecha de la noticia: 2006-10-25
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias