Los habitantes de Pradales, en Segovia, denuncian que se tramita la ampliación del parque eólico

    Como se recordará, los vecinos de la zona denunciaron en su día las molestias que la actividad eólica les ocasionaba, circunstancia que, por ejemplo, les impedía ver algunos canales de televisión.



    Transcurrido el tiempo, ahora se quejan de que ni el Ayuntamiento de Pradales, ni el Servicio Territorial de Industria de la Junta de Castilla y León ni la Diputación Provincial de Segovia han respondido a sus demandas y reivindicaciones. «No contentos con ignorar nuestras reclamaciones, ahora tramitan la ampliación del parque». El parque eólico se llama Piedras del Alto y está promovido por Corporación Eólica S.A.



    Los afectados recuerdan que el Dictamen Medioambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León permite «excluir zonas para el desarrollo de parques eólicos ( ) si se aportan informaciones nuevas u otros aspectos debidamente justificados que permitan inferir perjuicios reales para el entorno o la población». También señala la norma que deberá realizarse «una estimación del ruido que puedan producir los parques u otras instalaciones eólicas a 50, 200 y 500 metros, en condiciones de viento medio, así como el efecto que pueda causar alrededor de cada aerogenerador».



    Los vecinos piden estudios fiables y que los molinos que están cerca de sus casas sean retirados. También exigen al alcalde de Pradales, José Benito Bartolomé (PP), que emplee los ingresos que el Ayuntamiento recibe por permitir estas instalaciones en servicios básicos.



  • Fecha de la noticia: 2005-12-24
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias