Las emisiones de gases crecen un 32% entre 1990 y 2004

    Así aparece recogido en el informe ‘Aplicación del Protocolo de Kioto para Castilla y León’, Premio de la Colección de Estudios del Consejo Económico y Social (CES) 2005, donde se recalca que la Comunidad es la tercera de España en volumen de emisiones, con el 11,33 por ciento de las mismas el año pasado, sólo por detrás de Andalucía, 13,74 por ciento, y Cataluña, 11,33 por ciento. El estudio subraya que esta posición de Castilla y León se produce a pesar de que sólo representa algo más del cinco por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del Estado y un porcentaje similar de su población.



    Asimismo, el libro constata que a pesar de ocupar el tercer puesto entre las autonomías, Castilla y León fue, durante el periodo de estudio (1990-2004), la Comunidad donde se incrementaron menos las emisiones de gases, sólo por detrás del País Vasco (30,56 por ciento), por «la reestructuración a que ha estado sometido el sector del carbón en los últimos años».



    El documento precisa que Castilla y León ha perdido peso en cuanto a las emisiones en el conjunto nacional, al pasar de suponer el 12,5 por ciento del total en 1990, al 11,3 por ciento el ejercicio pasado. Al respecto, alrededor del 75 por ciento de las emisiones correspondieron al sector «energía» y en torno al 20 por ciento, a la «agricultura». Así, en el análisis se aclara que la energía ha crecido mucho más dentro del conjunto de las autonomías que en la Comunidad, y la agricultura ha perdido peso.



    «El patrón de las emisiones en Castilla y León revela cómo las del grupo energía y también , las de agricultura, resultan ser las responsables de que esta región ocupe el tercer lugar entre las distintas comunidades, pero las tendencias que parecen estarse manifestando conducen a un crecimiento menos acelerado de estos grupos en dicha Comunidad, que perdería peso en relación a otras», se comenta en el libro.



  • Fecha de la noticia: 2005-12-22
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias