Las centrales térmicas en Castilla y León emiten más de 15 millones de toneladas de CO2 cada año

    El clima en Castilla y León está cambiando, y los indicadores varían cuanto mayores son los niveles de emisiones de gases como el dióxido de carbono (CO2 ). Respecto a las temperaturas en la región, sufrirán un incremento durante este siglo, en caso de que la concentración de CO2 se duplique, de entre 6 y 7 grados centigrados (^o C) en verano, y entre 3 y 4 grados en invierno. En cuanto a las precipitaciones, se prevé stasque desciendan, en los meses estivales, entre 2,5 – 5 litros por metro cuadrado y día para este siglo 2,5 -5 litros por metro cuadrado y día para este siglo.


    Junto al aumento de las temperaturas y el descenso de las precipitaciones, los impactos en la biodiversidad vegetal son, sin duda, uno de los efectos más notables del cambio climático en esta comunidad. Estos cambios se producirán a través de dos efectos antagónicos: el calentamiento y la reducción de las disponibilidades hídricas dando como resultado la «mediterraneización» del norte peninsular.
    «Las evidencias del cambio climático están aquí y ocurren ahora, por eso es aquí y ahora donde debemos reducir las emisiones de CO2 y desarrollar las renovables» ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.


    Las centrales térmicas de Compostilla, Anllares, La Robla y Vellilla del río Carrión emiten cada año más de 15 millones de toneladas de CO2 , el principal gas de efecto invernadero, a los que hay que sumar los 5 millones más que emitiran las centrales térmicas de ciclo combinado de Compostilla y Miranda de Ebro proyectadas para entrar en funcionamiento en 2008. En conjunto, las cuatro centrales térmicas de Castilla y León serían responsables, según un estudio del la ONG sueca /Acid Rain/, de una reducción de la esperanza de vida de los europeos de 12.000 años, equivalente a más de 1.000 fallecimientos prematuros cada año directamente relacionados con la exposición a contaminantes como las partículas, el dióxido de azufre (SO2 ) y los óxidos de nitrógeno (NOx) emitidos por estas plantas de generación eléctrica.



  • Fecha de la noticia: 2006-09-15
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias