Las características del aerogenenerador ‘Bocanegra’

    Respecto al generador de dos rotores, las dos hélices giran en sentido contrario cuando reciben la ráfaga de viento, «lo que produce un contrapeso de fuerzas similar al de una balanza cuando se colocan pesos idénticos en ambos lados», explica Isidro Bocanegra. El generador tiene una velocidad de arranque mucho menor a la de un molino actual. Si éste necesita un viento de 4 metros por segundo, al de Bocanegra le bastan 0,8.



    ¿Por qué? Las aspas están diseñadas para recibir el aire y «lanzarlo en forma de espiral a la otra, lo cual actúa como multiplicador y permite también conseguir más revoluciones con el mismo aire que un generador normal». Y este efecto se traduce en una mayor producción de energía. Más del 20% que la de los molinos de una sola hélice que funcionan en la actualidad, según el propietario de Talleres Polo. Con lo cual la ventaja es doble: se aprovecha mucho más el viento y se genera más potencia. Además, la invención de Bocanegra no requiere instalar en el eje del molino ningún equilibrador, «ya que es capaz de maniobrar por sí mismo a fin de buscar la mejor posición para recibir el aire». De este modo se ahorra también la energía necesaria para mover el citado equilibrador.



    Los propietarios de Talleres Polo tienen previsto fabricar y comercializar en primera instancia molinos de hasta ocho metros de diámetro. A su juicio, los mismos beneficios que los Bocanegra han observado en generadores de este tamaño pueden repetirse en molinos de gran tamaño. De este modo, los parques eólicos que cada vez más inundan la geografía española podrán generar más energía con los mismos rotores.



  • Fecha de la noticia: 2006-04-19
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias