La UE pedirá a la Junta toda la documentación sobre dos parques eólicos de Burgos

    Ibervento formalizó hace más de un mes una queja ante la UE por una presunta «discriminación» de la Consejería de Economía, que dirige Tomás Villanueva, en favor de otras empresas que se han instalado en el municipio de Valle de Sedano (Burgos).



    La autorización de este tipo de instalaciones industriales es competencia de la Junta, y desde 1999 han sido decenas las solicitudes presentadas para obtener una concesión al estar las grandes compañías eléctricas obligadas por ley a comprar la producción, cuyo precio es pagado a un importe muy superior al establecido en el mercado eléctrico.



    Los reclamantes sostienen que tras haber presentado 21 solicitudes, entre los años 2001 y 2003, no se les ha autorizado ninguna pese haber pasado en algunos casos los informes de impacto ambiental. La queja por escrito, así como abundante documentación remitida, fue ayer analizada en Bruselas por funcionarios de la Dirección General de Energía de la Comisión Europea, que dirige Luc Werring, junto a los representantes alemanes y españoles.



    En la reunión, que se prolongó por espacio de más de una hora, estuvo presente también un responsable de la Dirección General de la Competencia, que deberá pronunciarse a la vista de los datos si ha existido «discriminación» por parte de la Consejería de Economía hacia Ibervento por estar participada por dos sociedades alemanas dedicadas a la producción eólica.



    El pasado 21 de febrero, el consejero Tomás Villanueva cuestionó en las Cortes de Castilla y León la solvencia financiera de Ibervento «por haberse creado con tan solo un capital de 3.000 euros». Villanueva indicó entonces que «esta empresa no tenía capacidad financiera para desarrollar proyectos eólicos superiores a los 10.000 millones de pesetas».



    Contrariamente a lo expuesto por el vicepresidente de la Junta, los responsables de esta sociedad informaron ayer a las autoridades comunitarias que la empresa WPD Internacional lleva desde el año 1996 realizando proyectos en el sector de las energías renovables. Hasta finales del 2004, esta empresa alemana, asociada a una de Castilla y León, había llevado un total de 70 parques eólicos con una potencia de 700 megavatios, e inversiones superiores a los 930 millones de euros. La otra sociedad que ha recurrido a la UE es Volkswind que, fundada en 1993 en Baja Sajonia, ha construido 127 parques eólicos.



    Ibervento sostiene que empresas vinculadas al capital regional están ya operativas pese haber presentado la documentación con posterioridad. El pasado 23 de diciembre, Red Eléctrica Española anuló a Ibervento, constituida en Valladolid, la autorización para volcar a la red la energía producida tras haber superado los tres meses sin instalar la línea.



    Paralelamente a esta investigación administrativa abierta por Bruselas, que el consejero calificó en las Cortes como una «imprudencia» haberla trasladado a la UE, un juzgado de lo Contencioso de Burgos ha abierto otra.



  • Fecha de la noticia: 2006-03-08
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias