La potencia fotovoltaica instalada en Europa llega a los 1.793 MW, con España como segundo productor, según el último informe de EurObserv“ER

    De esta cantidad, 1.692,6 MW están conectados a la red eléctrica mientras 100,9 MW son instalaciones aisladas. La energía producida por toda esta potencia es equivalente a la demanda de 600.000 hogares, según el informe. Las cifras de EurObserv’ER difieren de las que aportan la revista Photon International y la asociación fotovoltaica alemana, Bundweverband Solarwirtschaft (BSW) que sitúan el mercado de 2005 en 870 MW y 600 MW respectivamente.



    Según EurObserv’ER, España, con sus 57,7 MW acumulados (42,5 MW conectados a red, 15,2 aislados), se sitúa en segundo lugar en el ranking europeo. No obstante, está muy lejos de Alemania, que ocupa el primer lugar con 1.537 MW ( 1.508 MW conectados, 29 MW aislados). Luego vienen Holanda (46,3 MW conectados, 4,9 MW aislados), Italia (23 MW–13 MW), Francia (13,8 MW–18,9 MW), Luxemburgo (23.3 MW–0 MW), Austria (18,2 MW–3,2 MW), Reino Unido (9,8 MW–0,9 MW), Grecia (1,4 MW–4 MW) y Suecia (0,3 MW–3,9 MW).



    Además, en términos de potencia instalada per cápita, España, con tan solo 1,4 vatios por persona, cae muy por debajo de la media, que se sitúa en 3,9 vatios. Por tanto, nuestro país, que tanto presume de sus privilegiada insolación, no sólo queda por detrás de los dos líderes per cápita –Luxemburgo y Alemania, con 51,5 W y 18,6 W por persona– sino, también, de Holanda (3,1 W) y Austria (2,7).



    El crecimiento europeo global superó las capacidades de abastecimiento de placas fotovoltaicas durante 2005. O sea, no pudo haber crecido más si hubiera querido. Los fabricantes podrían haber producido ‘un numero de módulos considerablemente superior si no fuera por la escasez actual de silicio’, mantiene el informe.



    No obstante, ‘el pronóstico de crecimiento fotovoltaico sigue siendo bueno’, afirma EurObserv’ER, basando su argumento en el empeño del sector a ampliar la capacidad de producción de silicio de grado solar.



    Mientras tanto, el informe mantiene que parece ‘cada vez más probable’ que en 2007 se renovará el sistema de apoyo económico que ha impulsado el crecimiento en Alemania. Francia podría ser el siguiente mercado en despegar. Si se mantienen las tasas de crecimiento en Italia y España y otros países cumplen con sus objetivos, Europa podría tener 6.000 MW instalados en 2010.



    ‘La evolución del sector fotovoltaico dependerá de las decisiones y medidas políticas de los años venideros’, mantiene EurObserv’ER. ‘Pero para justificar este apoyo, las industrias del sector tendrán que demostrar su capacidad para reducir los costes de producción’, añade. ‘El objetivo es acercarse cuanto más posible al coste del kilovatio hora de la generación fósil, cuyos precios están incrementándose constantemente’.



  • Fecha de la noticia: 2006-05-03
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias