La patronal eólica AEE pide una amplia rectificación del borrador sobre renovables

    En rueda de prensa celebrada esta mañana en Madrid, el Secretario General de la AEE, Ramón Fiestas, ha afirmado que la propuesta de la Secretaría General de la Energía para sustituir el Real Decreto 346/2004 supone vulnerar la irretroactividad prevista en el citado decreto, quebrando el principio de seguridad jurídica y confianza en el ordenamiento legal. Además, creará graves perjuicios económicos al sector, al reducir la rentabilidad de las inversiones por debajo del 8% (nivel establecido por el RD 436/2004) e impedirá que se cumpla el Plan de Energías Renovables.


    «Hasta ahora, la inversión en eólica ha resultado atractiva para el inversor. Si no hubiera sido así, en España no tendríamos 11.000 MW eólicos». Con la propuesta, la rentabilidad se reduciría al 4,63% en 2007 y seguiría retrocediendo en años suecesivos, llegando incluso a ser negativa partir del año sexto. (Industria mantiene, por el contrario, que la propuesta garantiza una rntabilidad para las instalaciones eólicas de entre el 5% y el 9%).


    Además, AEE afirma que la nueva legislación discrimina a la energía eólica (también a la minihidráulica) frente a otras tecnologías del régimen especial y del régimen ordinario, al limitar la percepción de los precios casados en el mercado. «La propuesta reduce las primas hasta un 45% en el escenario de los precios medios de mercados previsibles, suprime el incentivo por acudir al mercado de 7,7 euros por MW/h, elimina el cobro de la garantía de potencia y además mantiene la penalización por desvíos», ha explicado Fiestas.


    Otro error de la propuesta, de acuerdo con la patronal, es que los parámetros de inversión manejados en ella son inferiores a los reales. «La propuesta del Gobierno no contempla el aumento anual de los costes de inversión (obra civil, equipamiento eléctrico y conexión a red, precio de los aerogeneradores, etc.), que en 2008 situarán el precio del megavatio eólico en 1.233.410 euros».


    Así las cosas, si la propuesta sale como está, AEE considera que «la industria eólica no tendrá otra salida que marcharse», lo cual conllevará «destrucción de empleo, deslocalización de inversiones, pérdida de liderazgo industrial español y desplazamiento de las inversiones hacia generación eléctrica con combustibles fósiles». Por todo ello, la Asociación pide que el borrador –en estos momentos en manos de la Comisión Nacional de la Energía para que emita su informe– sea «ampliamente rectificado».



  • Fecha de la noticia: 2006-12-15
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias