La Junta de Castilla y León prevé reducir en 300 toneladas las emisiones de gases nocivos

    «Se trata de establecer vías alternativas de suministro de energía a través de la biomasa, la energía solar o el consumo de energía eólica y, por tanto, de conseguir un menor consumo de energía mediante las fuentes renovables, que nos va a dar menores emisiones de CO2 a la atmósfera», explicó el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo.


    La Administración regional tiene previsto destinar unos 9,6 millones de euros en ayudas dirigidas a la sustitución de equipos, aprovechamiento de calores residuales, auditorías energéticas, instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas o calderas de biomasa, entre otras actuaciones.



  • Fecha de la noticia: 2006-07-11
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias