La Junta de Castilla y León lamenta el frenazo para la energía solar causado por el decreto del Gobierno

    La viceconsejera de Economía, Begoña Hernández, mantuvo en Valladolid una reunión con representantes de empresas que fabrican componentes del sector fotovoltaico en Castilla y León, a quienes trasladó la “franca preocupación” del Ejecutivo autonómico por lo que consideran un “freno” al desarrollo de esta actividad en esta Comunidad.

    La nueva regulación estatal “deja de lado las competencias de las comunidades autónomas” en esta materia, según Hernández, quien fundamentalmente se quejó por la creación de un Registro Nacional de licencias para este tipo de instalaciones, que deja a la Junta de Castilla y León “sin posibilidad de ordenar” la concesión de licencias y su localización en el territorio de la Comunidad. También lamentó que el cupo fijado por el Real Decreto fije en 400 megavatios la potencia instalada que puede asumir España cada año, ya que sólo Castilla y León tiene proyectos autorizados que suman 600 megavatios, según los datos aportados por Hernández.

    El Gobierno, a través de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, justifica la nueva regulación porque el “espectacular” avance que experimentó la fotovoltaica en España hacía necesario estudiar la evolución del mercado y adecuar la regulación a las nueva situación, manteniendo una inversión pública “razonable”.



  • Fecha de la noticia: 2008-09-30
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Regional
Activar notificaciones No, gracias