La inversión en industria fotovoltaica creció un 500% en 2007

    La potencia instalada ascendió a 595 MW, un 408% más que en 2006, aupando al país a la segunda posición del podio mundial, sólo por detrás de Alemania y por delante de Estados Unidos y Japón. La tecnología solar ya ha generado empleo estable y de calidad para más de 26.000 personas. ASIF está trabajando con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITyC) en un nuevo marco regulatorio para clarificar su futuro cuanto antes.

    Durante el año 2007, la inversión en industria fotovoltaica española ascendió a 536,7 millones de euros, un 500% más que en 2006, año en que ascendió a unos 107,8 millones de euros. Con este fortísimo incremento de la inversión a largo plazo, el país está dotándose de la capacidad para competir en un mercado aún muy pequeño pero fuertemente globalizado.

    De este modo, la capacidad española de producción de paneles fotovoltaicos alcanzó los 347,3 MW al final de 2007, el 18% de la capacidad mundial. No obstante, la producción nacional durante el año pasado fue de 154 MW -la segunda de Europa-, tanto por el hecho de que la nueva capacidad se ha ido acumulando durante el ejercicio, como por la escasez global de polisilicio y de otros componentes de los sistemas solares.

    Este potente tejido industrial, que es líder mundial en la novedosa tecnología de Concentración, está en vías en completar todo el ciclo de producción de polisilicio y contará en breve con varias plantas de producción de Capa delgada, el segmento tecnológico con un crecimiento más acelerado en la actualidad.

    Durante 2007 se instalaron 435 MW fotovoltaicos, un 408% más que el año anterior, cifra que ha situado a España como segundo mercado solar del mundo, con un 18% de cuota, sólo por detrás de Alemania, líder indiscutible, muy destacado sobre el resto de países.

    En cuanto a la distribución por comunidades autónomas, la potencia instalada no guarda relación con los niveles de insolación, aunque ya empieza a diluirse el predominio de Navarra como comunidad de referencia en favor de otros territorios más ricos en recurso solar, como Valencia, Murcia o Castilla-La Mancha. Extremadura, que comienza a tener un lugar destacado, es la comunidad que está experimentando un desarrollo más acelerado.

    Ahora bien, el crecimiento que ha experimentado España durante 2007, fruto del gran salto que se ha producido en el mercado mundial -se ha pasado de instalar unos 1.500 MW en 2006 a instalar unos 2.400 MW en 2007- no es sostenible. Además, con ello se han superado los 400 MW que el Plan de Energías Renovables marcaba como objetivo para la tecnología en 2010 y se ha superado ampliamente la regulación establecida por el Real Decreto 661/07.



  • Fecha de la noticia: 2008-06-08
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias