La inversión andaluza en energía eólica prevé 4.000 millones y 65.000 empleos hasta 2010, según un estudio de promotores

    En declaraciones a los periodistas, previa a la presentación del informe , el presidente de la Aprean, Mariano Barroso, indicó que la previsión es que para 2007 se tenga instalada una potencia de 3.000 megavatios, frente a los alrededor de mil que cerrarán el ejercicio de 2006.



    Así, consideró que la «meta» a alcanzar en 2010 es de 4.500 megavatios, por lo que hay «muchas cosas que hacer», al tiempo que apuntó que el 2006 va a ser un año de «desarrollo» de la infraestructura necesaria para seguir acondicionando parques, si bien el 2007 será el «boom».
    Con todo, el parque eólico de Andalucía será el «mas moderno» de España, hasta el punto que las instalaciones más antiguas desaparecerán a corto plazo, al ser sustituidas por otras en las que se aplicará más tecnología.



    En este sentido, manifestó el apoyo «incondicional» de la Junta, con la que están trabajando conjuntamente para consolidarnos como segunda potencia económica, si bien apuntó que ciertos ayuntamientos perciben «de mejor o peor manera» la instalación y ventajas de las eólicas, de forma que aseguró que «justo ahí» está la lucha de cada promotor.



    Igualmente, destacó los empleos generados para esa inversión de 4.000 millones de euros –45.000 de duración anual y 20.000 indirectos– y con una facturación anual que ronda los 600 millones y especificó que «esta magnitud de inversión se constata al comprobar que la inversión en la A-92 y en la todavía inconclusa línea AVE Córdoba-Málaga, representan una cuantía inversora similar a la que desembolsará el sector eólico
    «Ahora miran la eólica con una fuente de ingresos segura», dijo Barroso, por lo que la economía rural «se fija en ella» para que sus ingresos no sufran un descenso y sean menos dependientes de la sequía.



    Con todo, este estudio, que se dirige a todos los ayuntamientos y empresarios, pretende dar a conocer los beneficios socioeconómicos que se derivan de la implantación de la energía eólica e impulsar la participación en la «máxima riqueza de la región».



    Con respecto al parque eólico marino que la compañía Acciona tenía proyectado en el cabo de Trafalgar (Cádiz) y que ha sido rechazado por no existir un «consenso social», precisó que la población no lo ha aceptado por la «mala información», ya que «se ha presentado como se ha querido vender y no como lo que es».



    Así, apuntó que los empresarios decidirán cuándo retoman el tema y en qué momento siguen adelante, si bien «irremediablemente» rechazar inversiones supone una pérdida para Andalucía, por lo que hay que procurar «hacer y canalizar los parques eólicos correctamente», puesto que «antes o después se desarrollarán».



  • Fecha de la noticia: 2006-01-24
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias