La Eurocámara reclama a los Veinticinco más energías renovables

    Los elevados precios del petróleo y los últimos problemas de abastecimiento de gas surgidos con Rusia han puesto de manifiesto la necesidad de impulsar una política energética común para evitar la inestabilidad. Así lo señala la Eurocámara en una resolución adoptada ayer en la que subrayan la vital importancia que tiene ‘para el crecimiento económico, el empleo y el desarrollo social’. Así, ‘instan a la Comisión y al Consejo a asegurar un proceso político rápido con el fin de lograr una política energética europea más ambiciosa, que incluya un plan de acción concreto lo antes posible’.



    En relación con el suministro, piden tanto al Ejecutivo comunitario como al Consejo que propongan un sistema de mediación internacionalmente reconocido en caso de conflictos y disputas sobre el suministro y distribución de energía. La Eurocámara también considera, no obstante, que ‘una estrategia para la seguridad del suministro debería respetar las diferencias geográficas, económicas, regionales, climáticas y estructurales de los Estados miembros’.



    Respecto a la polémica surgida en torno a ‘los nacionalismos energéticos’, la resolución pone de manifiesto la preocupación del Pleno por las distorsiones que podrían crear en el mercado interior europeo ‘el apoyo proteccionista a campeones nacionales’. En este sentido, piden a la Comisión que dirige Durao Barroso que vele por la plena aplicación de las normas del mercado interior para garantizar una competencia leal y no discriminatoria y para evitar la formación de mercados de la energía oligopolistas.



    Nuclear y renovables
    Asimismo, instan a los Veinticinco a crear un mercado interior de la energía, que mantenga un equilibrio entre las fuentes externas e internas del suministro. El documento aprobado recuerda también que es esencial reforzar las políticas de vecindad para impulsar la cooperación en el terreno energético. Es decir, mejorar las conexiones con países del norte de Africa como Argelia. En el ámbito de la energía nuclear, y tal y como ya habría señalado la Comisión Europea, consideran que las decisiones sobre esta energía sólo podrán tomarse a ‘nivel de los Estados miembros en el marco de la subsidiariedad’ debido a su ‘carácter estratégico’.



    En cualquier caso, la Eurocámara es partidaria también de fomentar al máximo las energías renovables y por ella reclama medidas para reducir la dependencia de combustibles fósiles. Entre las peticiones concretas, instan a los Veinticinco a doblar del 6% al 12% la cuota de energías renovables en el consumo energético y a acordar nuevos compromisos y acciones para después de 2010. Otras medidas posibles, por ejemplo, facilitar tenologías de energías renovables con recursos suficientes en el VII Programa Marco de investigación y con especial hincapié en la investigación de biomasa.



    El Parlamento Europeo cree que la energía generada a través de combustibles fósiles debe ser explotada al máximo, por eso ayer le pidió al Ejecutivo comunitario que realice un esfuerzo para promocionarla en los Estados miembros. En concreto, ha hablado de aumentar las ayudas en 80 euros al año para la tierra de cultivo dedicada a este fin, fijando el máximo de un área en los 2.200.000 hectáreas. También se ha pronunciado a favor de que ponga en marcha una campaña de información dirigida al gran público y de que movilice la inversión en investigación de nuevas fuentes limpias.



    Este llamamiento se ha hecho efectivo a través del debate y posterior votación por parte del Pleno de un informe de iniciativa elaborado por el británico Neil Parish, del Partido Popular Europeo. En concreto, 471 eurodiputados se han mostrado a favor, 12 en contra y otros 12 se han abstenido. El documento destaca ‘la importancia de que se cumplan las disposiciones de la directiva 2003/30/CE sobre biofueles’, que busca incrementar la demanda de estas energías.



    El Parlamento Europeo pide, asimismo, a la Comisión Europea que trate de favorecer las importaciones de este tipo de energías de terceros países, como Brasil, y que permita a la industria europea despegar. Por otro lado, se dirige a los socios comunitarios para que organicen campañas de publicidad centradas en los jóvenes en particular, a los que debe ser trasmitido un cierto ‘sentido de la preocupación ecológica’. La promoción del uso del abono orgánico para la producción también se refleja en el texto.



  • Fecha de la noticia: 2006-03-24
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Internacional
Activar notificaciones No, gracias