La energía eólica catalana crea su lobby

    En este contexto, 45 empresas acaban de constituir EolicCat, la patronal en Cataluña que agrupa, aseguran, al 99,9% del sector: promotores de parques (grandes y pequeños, como Acciona, Catalana d´Energies Renovables, Copcisa, Cesa, Emte, Endesa, ACS, Energy Resources, Eolic Partners, Fersa, Gerrsa, Iberdrola, Llach y Lladó, Tarraco Eólica, Terranova, Tot Vent 2000, Vallser o Zonda); fabricantes de aerogeneradores (Ecotècnia, Gamesa, General Electric, Nordex, Vestas); las entidades financieras que lo apoyan (Caixa Cataluña, La Caixa, Banc Sabadell), y empresas vinculadas como ingenierías, consultoras medioambientales, abogados…



    Ramon Carbonell, consejero delegado de Copcisa, es el presidente de EolicCat y explica que la asociación nace de ‘la necesidad de que el sector tenga una única voz para tramitar los temas de industria, medio ambiente y urbanismo y para negociar cómo la energía que producimos entra en la red’. Ya existe una asociación estatal de energías renovables, pero ‘necesitábamos una propia en Cataluña porque cada comunidad tiene su propia regulación’.



    ‘Hay regulaciones de la Generalitat que nos afectan, como la Xarxa Natura 2000 y la Carta del Paisatge, y queremos poder dar nuestra opinión’, dice Carbonell. ‘Pero también hay problemas a los que buscaremos soluciones conjuntas, como la escasez actual de maquinaria en el mercado, porque EE.UU. tiene colapsada la demanda’. Carbonell asegura que entre los objetivos de EolicCat no está intervenir en los problemas individuales de los parques, como por ejemplo la oposición que desde Riba-roja se ejerce a los parques promovidos por el consorcio de empresas Aerta en Terra Alta.



    Mientras en Galicia ya hay 2.360 MW instalados o en Navarra 900, en Cataluña funcionan sólo 144. Otros 1.130 MW están autorizados pero aún por construir, y hay 1.351 en tramitación. El sector está a la espera de si la Generalitat decide una moratoria para replantear las reglas de juego.



    ‘Es la producción de electricidad que transfiere más rentas al territorio y crea más empleos’, dice Carbonell. ‘Por el protocolo de Kioto, el sector ha entrado en valor y hay mucha gente interesada’. España es el segundo productor mundial de energía eólica (con 10.000 MW), un buen negocio por el que también apuestan las grandes eléctricas. Por ser energía limpia, los parque eólicos reciben este año una prima de 1.000 millones, según fuentes del sector.



  • Fecha de la noticia: 2006-05-03
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias