La Agencia Internacional de la Energía alerta de la aceleración de las emisiones de CO2

    No obstante, la Agencia ha subrayado que las perspectivas de la energía nuclear son ‘prometedoras’ para combatir el cambio climático y reducir la dependencia del petróleo y del gas.


    La tendencia actual permite augurar una aceleración de las emisiones de CO2 del 55% hasta 2030 en relación con 2005, con el carbón ya por encima del petróleo como primera fuente contaminadora en aquel entonces. Antes de 2010 China será ya el primer país del mundo en emisiones de CO2, por delante de EEUU.


    El informe pide una acción de los Gobiernos para que produzcan y empleen la energía de manera más eficaz, incrementen los combustibles no fósiles y mantenga las reservas de petróleo y gas.


    Para la AIE es ‘urgente’ frenar el crecimiento de la demanda de energía fósil, diversificar las fuentes de aprovisionamiento y reducir las emisiones que causan el recalentamiento del planeta.


    En su previsión hasta 2030, la Agencia señala que la energía de origen fósil se mantendrá como predominante y, respecto al petróleo, la demanda será de 116 millones de barriles por día, mientras que en 2005 fue de 83,3 millones.


    El carbón y el gas natural también registrarán incrementos de la demanda, según el estudio, que señala que también aumentará la oferta de energías alternativas, como la eólica, la solar y la geotérmica, aunque con la salvedad de que parten de un nivel bajo.



  • Fecha de la noticia: 2006-11-08
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias