Krenicki: “GE Energy crecerá en España, sin comprar Gamesa”

    Krenicki, de 43 años, aclara que el negocio eólico de la compañía estadounidense va viento en popa: “En uno o dos años, será diez veces más grande que cuando entramos en el sector hace unos cuatro años”. Por eso, sus planes para este segmento son, de momento, “servir bien a nuestros clientes”.


    Previsiones
    En términos generales, GE Energy no espera protagonizar grandes operaciones empresariales en España y mucho menos como la inversión en la fábrica de plásticos de Cartagena, una de la más cuantiosas en la historia reciente del país. “Seguiremos realizando adquisiciones en energía que tengan sentido, aunque nuestra prioridad será el crecimiento orgánico.


    Este año, nuestra facturación experimentará un fuerte crecimiento de dos dígitos con muy pocas compras. Y espero que el año que viene la tónica sea similar”. Krenicki, cauto hasta el extremo, reconoce que “siempre está mirando” oportunidades de compra y dice que su estrategia en España, al igual que en cualquier otro Estado, “es buscar firmas o negocios que son complementarias a nuestras tecnologías e interesantes para nuestra base de clientes”, apunta Krenicki. “Se trataría, en todo caso, de expandir lo que ya poseemos”.


    El líder empresarial, que es una estrella ascendente en la multinacional, prefiere no entrar a valorar en profundidad el teórico cambio de relación de fuerzas en el mapa energético español, si la opa de Gas Natural sobre Endesa llega a buen puerto. “No quiero especular sobre el tema. Lo que sí es verdad que los cambios en la industria de la energía no sólo se dan en España, sino en todo el mundo”.


    Krenicki recibió el pasado viernes en Nueva York el premio Líder Empresarial del Año que otorga la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, por su papel estelar en la promoción de las inversiones del gigante estadounidense en Murcia. A GE Energy le gusta España porque “es la economía más dinámica de Europa Occidental y su base de clientes es muy exigente”.
    Muchas empresas norteamericanas, al igual que la Casa Blanca, prefieren quitar hierro al debate sobre los efectos nocivos del cambio climático.


    No es éste el caso de General Electric, que ha lanzado la iniciativa Ecomagination para desarrollar tecnologías más limpias. “GE va a invertir en las tecnologías adecuadas pase lo que pase. Si éste u otro Gobierno quiere cambiar las regulaciones, tendremos las soluciones tecnológicas para que el cambio sea factible”. No es un farol la reciente reconversión de GE. “Ecomagination no es mera publicidad. Nos hemos fijado objetivos muy ambiciosos para reducir nuestras emisiones de gases contaminantes. Nosotros, que somos un compañía grande no sólo en EEUU sino en el resto del mundo, queremos dar ejemplo”, explica Krenicki.



  • Fecha de la noticia: 2005-11-27
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias