Implicación de las energías renovables en el nuevo Código Técnico de la Edificación

    La jornada, que tenía como finalidad explicar el impacto de la aplicación de la Directiva comunitaria 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética de los edificios en la reducción del consumo energético, contó con la presencia de German Cuñat, técnico de la Agencia Valenciana de la Energía, Elena Salazar y Benjamín Ródenas, técnicos de la empresa SACLIMA.

    Para la aplicación de esta directiva el Gobierno español ha desarrollado tres líneas de trabajo que se resumen en: elaboración de un nuevo CTE, actualización del Reglamento de la Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) y el programa informático CALENER para la certificación energética de los edificios.

    El nuevo CTE obligará a la instalación de equipos para el aprovechamiento de la energía solar, tanto térmica como fotovoltaica, en los edificios de nueva construcción o en los que sufran una rehabilitación. Con respecto a la energía solar térmica, en la comunidad valenciana se fijará un aporte mínimo anual de entre el 60 y el 70% del agua caliente sanitaria. Se barajan diferentes posibilidades que van desde la totalmente centralizada con contadores en cada vivienda, a la totalmente descentralizada con un acumulador por vivienda.

    La instalación de energía solar fotovoltaica para producción de electricidad será obligatoria para hipermercados, centros de ocio y comerciales, grandes oficinas, hoteles, hospitales y pabellones feriales. Además, con la aplicación de estas medidas el Gobierno espera reducir un 25% la demanda energética en calefacción y aire acondicionado de los edificios.



  • Fecha de la noticia: 2005-12-09
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias