Iberdrola y EDF competirán en el mayor concurso de energía eólica de Europa

    La operación va a suponer el traspaso de una potencia eólica de unos 3.000 megavatios (MW), valorada entre 3.500 y 4.000 millones de euros por los analistas. Babcock & Brown ha contratado a los bancos Deutsche Bank y JPMorgan para que administren la subasta desde sus oficinas londinenses.

    Según fuentes del mercado, las grandes eléctricas europeas con presencia en varios países van a ser las más interesadas en los activos de Babcock & Brown, ya que les puede permitir complementar sus negocios tradicionales de producción y distribución de energía. Además, la decisión de los países europeos de impulsar las renovables asegura un generoso tratamiento regulatorio a los parques eólicos (que generan electricidad a partir del viento), en los próximos años.

    Los analistas auguran la rivalidad entre Iberdrola, Electricité de France (EDF), la gala Suez, la alemana E.ON y la italiana Enel por la cartera eólica del fondo australiano. Todas ellas tienen activos renovables y han anunciado grandes inversiones en ese sector. También se espera la presencia en la puja del grupo estadounidense General Electric, que está diversificando su negocio desde la fabricación de las turbinas eólicas a la gestión y propiedad de las instalaciones.

    Fuentes de Iberdrola confirmaron que van a proceder al estudio de la operación para decidir si presentan una oferta. El resto de empresas no quiso comentar su posible participación en el proceso. Los analistas dan por hecho el interés de EDF, ya que quiere triplicar su negocio renovable antes de 2012.

    Responsables de Deutsche Bank y JPMorgan indicaron que el proceso podría durar seis meses. En unos días, distribuirán un cuaderno de venta con los detalles de los activos de Babcock & Brown. Fuentes cercanas a la operación aseguran haber detectado “un fuerte interés” por parte de los posibles candidatos. En función de las primeras ofertas no vinculantes que reciban los bancos, el fondo decidirá si vende los activos a un solo comprador o los reparte por países.

    La mayoría de parques eólicos de Babcock & Brown en Europa ha sido adquirida a la empresa española Gamesa durante los últimos años. La entidad quiere ahora “capturar el valor que los inversores no reconocen a esos activos”. Algunos analistas atribuyen la venta a la necesidad de liquidez de Babcock & Brown (que tiene múltiples inversiones en diversos sectores), ante la crisis financiera internacional. Esta situación del mercado va a impedir que firmas de capital riesgo compitan por los parques eólicos, ya que tienen problemas para financiarse.



  • Fecha de la noticia: 2008-04-03
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias