Iberdrola invertirá 202 millones de euros en energías renovables en Castilla y León en el 2008

    Del montante total, casi 41 millones irán al negocio de la generación, que cuenta como proyecto más ambicioso la planta de desulfuración de la central de Velilla, en Palencia. Iberdrola realizará inversiones por valor de 59 millones de euros para potenciar sus infraestructuras de distribución en la Comunidad. Además, están previsto poner en servicio las nuevas subestaciones de Santo Tomás (Ávila), Arroyadas (Valladolid), San Millán (León) y Sala de los Infantes. Los restantes 13 millones de euros serán para distintos proyectos inmobiliarios.

    Las inversiones se enmarcan dentro del plan estratégico 2008-2010, que contempla una inversión global de 825 millones de euros en Castilla y León a lo largo de este periodo, de los que un total de 460 irán al área de las energías renovables con el propósito de instalar 340 megavatios eólicos adicionales mientras que el área de generación contará con 140 millones de euros y el de distribución con 200 millones, que servirán para poner en funcionamiento 19 subestaciones, casi 1.100 centros de transformación y más de 1.200 kilómetros de líneas.

    A modo de balance del año 2007, Ignacio Galán puso de manifiesto que la producción eléctrica en la región se incrementó en un 21% con respecto al año anterior hasta alcanzar los 14.140 gigavatios/hora, debido a la destacada contribución de las centrales hidroeléctricas que han generado un 37% más de energía. En cuanto a energía distribuida, Iberdrola aumentó en un 3,3% hasta alcanzar los 11.300 gigavatios/hora frente a los 10.935 del 2006.

    Entre los principales proyectos que Iberdrola ha llevado a cabo durante el año pasado en el ámbito regional figura la entrada en servicio de diez parques eólicos que suman una potencia instalada de 198 megavatios. Iberdrola cuenta en Castilla y León con 1,6 millones de clientes y 1.240 empleados.



  • Fecha de la noticia: 2008-02-29
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias