Greenpeace pide a Medio Ambiente que el Plan Nacional de Asignación de Emisiones recorte al máximo las emisiones

    La organización pide al Ministerio de Medio Ambiente que en el nuevo PNA no se otorguen más derechos a los sectores industriales superiores a sus emisiones en 1990 incrementadas un máximo del 15%. Además, se debe ser especialmente restrictivo en la asignación al sector eléctrico, que es el que tiene más posibilidades de reducir emisiones a través de renovables y eficiencia, para dar mayor margen a los sectores «difusos» (transporte, vivienda…) donde será más difícil restringir las emisiones.


    Greenpeace considera imprescindible que este Plan Nacional de Asignación 2008-2012, que se está elaborando actualmente, sea riguroso con Kioto como medida inmediata e imprescindible ante el aumento de las emisones de gases de efecto invernadero españolas. En 2004, según el último dato del Ministerio de Medio Ambiente señala que el aumento fue del 48%.


    «Más renovables y menos CO2 esa es la única receta para combatir un cambio climático peligroso», ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, «para ello el Ministerio de Industria es el que tiene que CAMBIAR su política energética».


    Greenpeace le pide al Ministerio de Medio Ambiente que, además de reclamar al Ministerio de Industria una tarifa eléctrica que refleje los costes de la energía para cambiar el desarrollo del modelo energético del país, sea riguroso en la elaboración del segundo Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión y no otorge más derechos que los que Kioto permite.


    «El cambio climático es el reto más importante que tiene el planeta, y por extensión el más importante de todas las administraciones, empresas y ciudadanía», ha concluido Montón.



  • Fecha de la noticia: 2006-06-05
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias