GAMESA SOLAR desarrollará con AFCCM un kit solar que se adapte a las viviendas de madera

    Dadas las características climáticas de España y las disposiciones del Código Técnico de la Edificación –el cual marca la aportación mínima de energías renovables de hasta el 70 por ciento a la vivienda, según zonas-, Gamesa Solar y AFCCM se proponen desarrollar un kit para el suministro exclusivo de agua caliente sanitaria (ACS). Adicionalmente, se propondrá un sistema para viviendas que incorporen una piscina. El kit solar se caracterizará por su integración arquitectónica en la vivienda.



    Gamesa Solar y AFCCM persiguen alcanzar una familia de kits que abarque las distintas áreas geográficas y los diferentes niveles de ocupación de las viviendas. Avalan el proyecto la experiencia de ocho años de Gamesa en el campo de los captadores solares, así como la vocación y voluntad de los miembros de AFCCM por garantizar la mayor calidad y prestaciones de sus productos en el mercado de la vivienda.



    Gamesa Solar dispone de un departamento de ingeniería cualificado que diseña y calcula las instalaciones solares para lograr una optimización de los recursos y de los ahorros energéticos.



    La energía solar-térmica va ligada a consumos importantes en agua caliente sanitaria y climatización. Para los fabricantes y constructores españoles de casas de madera, en una vivienda unifamiliar tipo que va de los 40 a los 200 metros cuadrados, una instalación solar-térmica sería una más dentro del conjunto del saneamiento, acoplable a las instalaciones convencionales de ACS y calefacción. Por ello, no es precisa una preinstalación específica para los kits solares. Una de las claves de este proyecto será hallar el sistema ideal de instalación de los captadores de energía solar en las cubiertas.



    Entretanto, muchos instaladores de elementos de fontanería se acreditan progresivamente para realizar este trabajo. Además, el mercado estandariza poco a poco estos sistemas, a modo de kits, con una serie de componentes preestablecidos y preensamblados en origen.



    La orientación de la cubierta, la localización de la casa y su número de habitantes marcarán a los diseñadores del kit los metros cuadrados precisos de captación de energía, así como el volumen de energía a acumular. Y todo ello desembocará en el producto deseable para esta tipología de vivienda. Para una vivienda de 4 habitantes y un acumulador de 300 litros se estima un coste del kit en torno a los 2.500 euros, instalación incluida.



    A continuación, habrá que salvar la singularidad que comporta que la casa sea fabricada o construida. Los fabricantes habrán de integrar el kit en su proceso de producción. Los constructores, más preocupados por la demanda puntual de cada cliente, tenderán a personalizar el tipo de instalación.



    Hoy se conoce la eficiencia energética que resultará de cualquier tipo y volumen de instalación, ya que existen tablas establecidas con estos registros.



    En Escandinavia, Austria o Alemania funcionan ya soluciones eficaces en este campo, incluso estéticamente. Hoy en España se instalan kits solares sobre todo en cubiertas planas. El reto está servido para los tejados inclinados.



  • Fecha de la noticia: 2006-05-02
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias