Europa saca plusvalías al CO2

    Más de 190 millones de toneladas en derechos de emisión de CO2 correspondientes a 2005 han cambiado de manos en los últimos 12 meses en Europa, en mercados organizados y en operaciones bilaterales, y se han intercambiado además otros 90 millones correspondientes a derechos de emisión de 2006. Los intercambios han ido creciendo a lo largo del año y hoy se negocia a diario 1,5 millones de toneladas. El precio de la tonelada ha pasado de 6 a 21 euros después de situarse en un máximo de 29 euros el pasado verano.



    En España, de acuerdo con las operaciones registradas y a un precio de 22 euros por tonelada, se han expedido y por tanto están en el mercado derechos de CO2 por importe de 2.200 millones de euros. La Bolsa Europea de emisiones, que es probablemente el único mercado realmente europeo, cuenta ya con media docena de parqués en distintos países y en los próximos días va a comenzar a operar una plataforma más en Barcelona.



    De «éxito notable» califica el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, el balance del primer año de comercio de emisiones de gases contaminantes en Europa. Y el secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente español, Arturo Gonzalo Aizpiri, se muestra «razonablemente satisfecho» de su funcionamiento.



    Algunos analistas y empresarios afectados por el Protocolo de Kioto y por la directiva europea relativa a gases de efecto invernadero, sin embargo, son menos optimistas que los responsables oficiales y ven el vaso medio vacío. Denuncian que el comercio de derechos de emisión es aún coto de muy pocos (medio centenar de grandes empresas sobre un censo de 5.000) y que el grueso de las transacciones se realiza fuera de la Bolsa Europea de Emisiones (alrededor del 80%).



    En definitiva, apenas unas porciones de un pastel, el de los negocios del cambio climático en Europa, que, según dijeron hace unos meses responsables del Grupo Santander y del banco británico Climate Change Capital (CCC) en la presentación de su alianza en el mercado español del medio ambiente, alcanza ya varias decenas de miles de millones de euros anuales y va a situarse en 2010 en los 200.000 millones (véase el gráfico adjunto). De esta cifra, un 7% corresponderá a España.



    El retraso en la aprobación de muchos planes nacionales de asignación de emisiones contaminantes, que son los encargados de distribuir los derechos de emisión de CO2 atribuidos a cada país entre sus empresas e instalaciones afectadas, y la demora que también se ha dado en alguno de estos países en la creación de registros nacionales de emisiones, que son fundamentales para el comercio de estos derechos, han condicionado la evolución del nuevo mercado europeo de dióxido de carbono.



    Así, en España, el Registro Nacional de Derechos de Emisión (Renade) empezó a operar el 20 de junio (fue el séptimo país en introducirlo). Depende del Ministerio de Medio Ambiente y lo gestiona Iberclear, la entidad de liquidación de las operaciones de renta fija y variable del holding Bolsas y Mercados (BME), y en él deben inscribirse los derechos de emisión concedidos por el plan nacional a cada empresa e instalación, así como las operaciones mercantiles que se realicen con ellos.
    A finales de diciembre, y tras medio año de funcionamiento, había registradas en Renade 411 cuentas activadas y se han expedido más de 124 millones de derechos. Están ya en circulación, según datos del Ministerio de Medio Ambiente, el 72% de los derechos asignados este año. Se han traficado ya más de un millón de derechos con origen o destino en Renade. Y hay muchas transacciones fuera de mercado, el grueso de las operaciones, que aún no se han registrado.



  • Fecha de la noticia: 2006-01-09
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias