España está a la cola en la UE en reducir las emisiones de ozono

    El informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente evalúa el cumplimiento de todos los objetivos ambientales en Europa. El informe sitúa a España, junto a Portugal e Irlanda, en el grupo de países que ‘tienen dificultades para alcanzar los objetivos ambientales’ fijados por la UE. España obtiene su peor nota en la emisión de óxidos de nitrógeno (que han aumentado un 21 por ciento entre 1990 y 2003 pese a que el objetivo fijado es una reducción del 36 por ciento para 2010). Con esta subida, España es el país que más se aleja del cumplimiento de la directiva europea. La causa principal es el aumento de vehículos (principalmente diésel, porque emiten más) y las centrales térmicas, que en 2004 superaron los límites de emisión marcados en 1991.


    El dióxido de nitrógeno, el monóxido de carbono y otros contaminantes favorecen la aparición de ozono troposférico en verano, cuando más sol hay. Este ozono afecta al sistema respiratorio. El informe de la agencia europea destaca que la UE ‘sigue expuesta a contaminantes’ como los óxidos de nitrógeno, que ‘reducen la esperanza de vida, es causa de muerte prematura y deteriora la salud’.


    El Ministerio de Industria aprobó el viernes un plan de reducción de estas sustancias para las instalaciones de combustión que generan electricidad. Sin embargo, el problema es el transporte. No es que los coches contaminen cada vez más, sino que cada vez hay más coches. El estudio señala que sin los catalizadores que ahora llevan todos los vehículos, las emisiones de estos contaminantes serían ahora 100 veces mayores. La situación se repite en otros contaminantes relacionados con el medio ambiente. Por eso, la agencia señala que muchos problemas ya no tienen que ver con la producción (cada vez más ecológica), sino con las pautas de consumo (cada vez se consume más).


    Para mejorar la situación, el informe señala que ‘la reforma fiscal puede contribuir a un medio ambiente más sostenible’ y pone como ejemplo que los coches europeos contaminan mucho menos que los estadounidenses, gracias a que los impuestos sobre la gasolina ‘han estimulado el cambio de hábitos en los consumidores’.



  • Fecha de la noticia: 2005-11-29
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias