El potencial de crecimiento de la energía eólica en el Reino Unido es el mayor de Europa

    En el estudio, encargado por el ministerio británico de Comercio e Industria (DTI), se han analizado las velocidades máximas del viento por horas, según datos meteorológicos recogidos desde 1970 en 66 puntos de todo el país, lo que da una imagen global y a largo plazo de la fuerza del viento. Se han registrado todas las condiciones, desde los vientos más suaves hasta los huracanados. El “factor de capacidad” calculado tierra adentro fue del 27%, más que en Alemania (15%) o Dinamarca (20%), debido sobre todo a la exposición del Reino Unido a los vientos del Atlántico.



    Más viento en invierno
    Por término medio, el viento produce en los meses de diciembre, enero y febrero el doble de electricidad que en junio, julio y agosto. Aunque se ha previsto la posibilidad de que hubiera grandes periodos de calma, que impedirían el funcionamiento de las turbinas eólicas, el estudio ha demostrado que esa posibilidad no se ha producido y, por otro lado, en ningún punto del Reino Unido ha habido que parar las turbinas debido a vientos huracanados.



    El informe ofrece muchos datos sobre el funcionamiento de las turbinas eólicas y aclara diversos temas relativos al factor de capacidad y al vertido a la red eléctrica de la electricidad producida por las turbinas. En 2005, otra investigación de la universidad escocesa de St Andrews llegaba a la conclusión de que la gran mayoría de los habitantes de Escocia e Irlanda no tenían inconveniente en que se instalaran parques eólicos en su zona.



    Un equipo dirigido por el Dr. Charles Warren, de la facultad de Geografía y Ciencias Geológicas, estudió la percepción de los parques eólicos cercanos por los habitantes de esas regiones y descubrió que el apoyo a esa tecnología era enorme. Aunque cuanto más cerca tenían el parque menor era el entusiasmo, una gran mayoría se mostró favorable a su instalación.



    También en 2005, un estudio del University College de Londres (UCL) contribuyó a desvelar los mecanismos físicos de las ráfagas de viento costeras. Aunque los investigadores estudiaban su influencia sobre las competiciones de vela, los resultados indicaron que podrían tener importantes consecuencias para la instalación de un nuevo tipo de parques eólicos en el mar, cerca de la costa. En un artículo publicado en la revista Weather, los investigadores explicaron los fundamentos físicos de las ráfagas de aire costeras, que son como ríos de aire que discurren rápidos paralelos a la costa.



    El equipo del UCL colaboró en este estudio con otros de la Universidad inglesa de Reading, del Instituto de investigaciones sobre el cambio climático de Potsdam (Alemania) y del Laboratoire Des Écoulements Géophysiques et Industriels de Francia.



  • Fecha de la noticia: 2006-05-01
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Internacional
Activar notificaciones No, gracias