El plan eólico ahorrará la misma energía que producen diez millones de barriles de petróleo

    Esta energía eléctrica es el equivalente al consumo doméstico de la Comunidad, por lo que si las previsiones se confirman, en 2010 –fecha estimada para la entrada en funcionamiento del plan– este consumo podría garantizarse mediante energías renovables. Se evitaría de esta manera la emisión de 2,1 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.



    Fuentes de la Generalitat destacaron que el primer parque eólico inaugurado, el de la Manzanera, genera una potencia eléctrica de 25,5 megavatios y está formado por 17 aerogeneradores, que podrán producir alrededor de 51 gigavatios hora, el equivalente al consumo de una población de más de 45.000 personas. El parque Manzanera es uno de los tres parques que conforman la zona 2 del Plan Eólico ubicada en la comarca castellonenses del Els Ports, cuya construcción se inició el pasado mes de junio y supuso una inversión de 100 millones de euros. Cuenta con una subestación transformadora que sirve para elevar la tensión de la energía producida por los aerogeneradores de 12 kV a 132 kV.



    La provincia donde más se ha desarrollado el plan es Castellón. El conseller de Infraestructuras y Transporte, José Ramón García Antón, destacó que los parques de Muela de Todolella y Refoyas “se encuentran en una fase muy avanzada mientras que los parques de las zona 1 y 3, también de la provincia de Castellón, han iniciado ya las obras”.



    García Antón destacó que la Generalitat “ha apostado por impulsar la producción de energía eléctrica que se genera en nuestro territorio, para poder hacer frente a los aumentos de la demanda con totales garantías y alcanzar el equilibrio entre la oferta y demanda eléctrica de nuestra Comunidad”.



    En este sentido, señaló que con el Plan Eólico “se aumentará la generación de energía eléctrica en nuestro territorio de forma muy significativa, cerca de los puntos de consumos, y esto conllevará una mayor fiabilidad, unas menores pérdidas en distribución y evitará posibles restricciones técnicas del sistema en puntas de demanda”.



    Además, García Antón destacó “los beneficios medioambientales” que va suponer esta forma de generación eléctrica, “puesto que los parques eólicos son instalaciones totalmente respetuosas con el entorno porque no generan ningún tipo de emisión de gases contaminantes ni de residuos”.



    Aunque 2010 es la fecha en que el plan funcionará a máximo rendimiento, la Agencia Valenciana de Energía fija que todas las obras previstas deberán estar finalizadas el 31 de diciembre de 2007 con lo que, tras la ejecución de los proyectos, transcurrirían al menos dos años más. Esto se explica porque los parques eólicos deberán pasar meses de prueba y porque en el primer año el rendimiento no es total.



  • Fecha de la noticia: 2006-03-27
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias