El Plan de Asignación permite que España emita 100 millones de toneladas de CO2 más de las permitidas por Kioto

    «No asignar ningún derecho de emisión al sector eléctrico es una propuesta coherente con el objetivo del Convenio y con el fundamento del comercio de emisiones, mejora la utilización del PNA para conseguir los objetivos que se persiguen y es realista y posible» ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de energía y cambio climático de Greenpeace.
    Las principales conclusiones del informe son:


    – Solo cumpliremos el Protocolo de Kioto si utilizamos los mecanismos de flexibilidad muy por encima de la media europea


    – Aún usando los mecanismos de flexibilidad, si siguen creciendo las emisiones, será necesario tomar medidas adicionales
    – España no alcanzará los objetivos de redución de la Unión Europea a medio y largo plazo


    – El Plan Nacional de Asignación es muy generoso con las instalaciones industriales y pierde muchas oportunidades para el estímulo, desarrollo y difusión de las tecnologías menos contaminantes.



  • Fecha de la noticia: 2006-08-01
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias