El nuevo plan de Kioto costará 7.000 millones a las empresas

    El Ejecutivo tiene claro que si no plantea un recorte en el reparto de los derechos de dióxido de carbono (CO2), España no podrá cumplir con Kioto en 2012, el año fijado para que los países rindan cuentas sobre el acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático.



    El Plan Nacional de Asignación (PNA) de emisiones de 2008 a 2012 prevé recortar la cantidad de CO2 que se repartirá entre las compañías en un 16,6 por ciento, en comparación con la cifra fijada para el primer plan de Kioto, previsto de 2005 a 2007.



    El Ministerio de Medio Ambiente baraja un reparto para el segundo periodo de unos 145 millones de toneladas de CO2 al año, frente a los 174 millones anuales del primer PNA. Con los precios de la bolsa europea de emisiones (en torno a 26 euros por tonelada –más del triple que hace un año–), esta rebaja de 29 millones de toneladas en la asignación de derechos costará a las empresas más de 3.780 millones de euros.



    A esta carga derivada de la rebaja del PNA, hay que añadir el coste por el déficit de derechos que tiene la industria española. Este déficit se estima en, al menos, unos 25 millones de toneladas de CO2 al año, valorados en unos 650 millones de euros anuales (3.250 millones en cinco años).



    Por lo tanto, el gasto total por la compra de derechos en cinco años (de 2008 a 2012) superará los 7.000 millones de euros, incluyendo el déficit de derechos y el recorte previsto para el segundo plan de Kioto. Éste casi cuadruplica el previsto para el primer PNA, que asciende, a precios actuales, a 1.950 millones de euros de 2005 a 2007.



    Los Ministerios de Medio Ambiente e Industria tienen intención de diseñar el segundo plan de Kioto considerando el balance de 2005 –el primer año de funcionamiento de la bolsa de CO2– y las peticiones de las empresas.



  • Fecha de la noticia: 2006-02-14
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias