El Ministerio de Industria permitirá más energía solar subvencionada pero la patronal lo considera “insuficiente”

    Insuficiente, en su opinión, porque deja al sector en una situación de parálisis porque el incremento del límite del nuevo borrador seguirá sin dar salida a numerosos proyectos de plantas fotovoltaicas que ya que están en construcción. A día de hoy existen decenas de instalaciones de suelo que no lograrán entrar en funcionamiento antes del 29 septiembre (fecha en la que caduca la actual normativa regulatoria), por lo que deberán acogerse irremediablemente al nuevo marco, menos generoso con las primas, copando así el total de potencia instalada permitida por el Ministerio para 2009 y fijada ahora en 500 MW.

    ¿Qué pasa con el resto del mercado? Todo apunta a una paralización en 2009 ya que no se podrán absorber más proyectos, lo que pondrá en riesgo “40.000 puestos de trabajo, dejará en el aire más de 16.000 millones de euros en inversiones y favorecerá la deslocalización”, aseguran desde una de las patronales del sector.

    Éstas habían solicitado que la ampliación de la potencia total instalada no quedará reducida únicamente para las instalaciones que, por razones burocráticas o constructivas, se han quedado rezagadas. El objetivo de las patronales era que la ampliación de la potencia instalada se adjudicase a través de convocatorias extraordinarias, dejando así margen a nuevos proyectos y evitando el parón del sector en 2009.

    El techo de 500 MW de potencia instalada es una de las medidas del Gobierno para frenar el crecimiento de este mercado, que contaba hasta el momento con una generosa política de subvenciones. Sin embargo, Industria no ha variado este punto y mantiene el recorte del 35% de las primas a la energía solar fotovoltaica, mercado en el que España es una potencia mundial.

    España es, actualmente, el segundo mercado fotovoltaico del mundo, con una potencia instalada próxima a los 1.500 MW. Los cuatro líderes del sector fotovoltaico, Alemania, España, Estados Unidos y Japón, concentran el 85% de la potencia mundial instalada. En nuestro país, el sector ha crecido durante los últimos años a un ritmo de tres dígitos. Sólo durante 2007, el mercado fotovoltaico nacional aumentó un 410%, con un volumen de negocio de 7.800 millones de euros y más de 18.000 instalaciones.

    Acciona, Unión Fenosa, Endesa, Iberdrola y Viesgo son los cinco grandes actores de un pujante mercado que ha despertado el interés de todo tipo de compañías, atraídas por su atractivo régimen de primas. Empresas de la construcción, la banca, el negocio inmobiliario o la alimentación como FCC, ACS, Montebalito, Sacyr, Santander, Forlasa o Martinsa-Fadesa, entre otras, sucumbieron a este prometedor mercado que, sin embargo, está ahora a punto de morir de éxito. Es más, las propias compañías se muestran recelosas ante su futuro y descartan hablar de nuevos proyectos.

    El Gobierno prevé frenar en seco el crecimiento de este mercado ya que su objetivo era alcanzar los 1.200 MW de potencia instalada en 2010, cantidad que ya ha sido superada con creces. Es más, el crecimiento de este mercado ha sido tal que en 2007 España superó la potencia de 400 MW que había fijado en un primer momento el Gobierno para 2010, lo que provocó que el Ministerio de Industria multiplicara por tres los planes de crecimiento de esta energía.

    El sector solar fotovoltaico no es el único mercado energético renovable en el que España destaca. El tirón de la energía eólica nacional sitúa a nuestro país entre los grandes actores del mercado mundial. España, con un total de 15.145 MW, es el segundo mercado europeo después de Alemania y el tercero en potencia eólica instalada a nivel mundial. Iberdrola, Acciona y Endesa están a la cabeza.



  • Fecha de la noticia: 2008-09-12
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias