El juzgado cree que el parque eólico del Cristo no afeará al cerro que acoge la escultura de Victorio Macho

    El problema se suscitó cuando diversos grupos ciudadanos, como la Asociación de Vecinos del Cristo o el Colectivo Porque Sí iniciaron una campaña de protesta por la autorización otorgada a la construcción del parque eólico Valdepero, formado por 22 aerogeneradores, que se situarán en terrenos pertenecientes a la localidad de Fuentes, pero también de la propia capital palentina. Las protestas se basaban en que tres de los molinos autorizados se encontrarían en la línea visual del Cristo del Otero, con lo que, según señalaban, provocarían graves daños a la gran escultura de Victorio Macho y a la romería de Santo Toribio que se celebra a sus pies.



    Ante esta campaña de críticas, el Ayuntamiento se vio obligado a intentar anular la autorización concedida por la Junta para demostrar a los vecinos que vela por los intereses de la ciudad. Primero presentó un recurso de alzada, que fue desestimado por la administración regional, y posteriormente se vio obligado a recurrir a los tribunales ordinarios presentando un recurso contencioso administrativo contra la autorización del parque eólico concedida por la Delegación Territorial de la Junta en octubre del 2003.



    Este recurso fue presentado a principios de abril del 2004 y la sentencia ha sido comunicada a las partes a finales del pasado mes de febrero, prácticamente dos años después, cuando ya la polémica parecía apagada, puesto que los vecinos del Cristo han conseguido su gran aspiración de que la romería de Santo Toribio sea declarada fiesta de interés turístico regional.



    Pero aunque la sentencia no tenga un valor extraordinario, ya que la Junta consiguió un acuerdo con el propietario del parque para retirar los postes más conflictivos que pudieran afear al Cristo, sí supone un espaldarazo moral para los responsables de la administración regional, además de un correctivo para el Ayuntamiento de Palencia, ya que se pone en entredicho su actuación y se evidencia que no estuvo diligente en la defensa de los intereses paisajísticos y monumentales de la ciudad, ya que, como se expone en la sentencia, el Consistorio tuvo expuesto el proyecto en su tablón de anuncios sin que presentara alegaciones en contra durante el período de información pública.



    La magistrada expone que el Ayuntamiento no presentó ninguna alegación contra la declaración de impacto ambiental, ni posteriormente contra la solicitud de autorización administrativa, que estuvo expuesta en las propias dependencias municipales, por lo que recuerda al Consistorio que no puede alegar desconocimiento.



    Asimismo, la juez indica que el cerro del Otero «no se trata de una zona de protección medioambiental, en orden al valor propio del terreno o de circunstancias naturales como la existencia de una fauna o de una flora de especial protección». Y recalca que el impacto visual de los aerogeneradores no supondrá «desmerecimiento alguno de la imagen del Cristo del Otero, ni tampoco afectará de cualquier otra manera importante al entorno en el que se realiza la romería de Santo Toribio».



    La juez señala que no hay ningún motivo para estimar el recurso presentado por el Ayuntamiento, por lo que reconoce la legalidad de la autorización administrativa del parque eólico y declara que se mantenga en su integridad.



  • Fecha de la noticia: 2006-04-18
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias