El Gobierno hace caso omiso al sector con su propuesta de nuevo marco retributivo

    “Mientras el Gobierno favorece la subida de precios de las tecnologías contaminantes, castiga a las renovables. El ejecutivo sitúa al sector de las energías renovables ante una situación crítica”, recalcan las dos asociaciones, dando donde duele al gobierno de Rodríguez Zapatero, quien había colocado entre las prioridades de su agenda las energías renovables y el cumplimiento de los compromisos de España dentro del protocolo de Kyoto.


    El nuevo marco retributivo afectará a las instalaciones eólicas que entren en funcionamiento a partir del 1 de enero de 2008, pero no tiene aplicación retroactiva a las conectadas hasta el 31 diciembre de 2007. Estas seguirán generando kilovatios hora según el marco establecido en 2004. Pero si el borrador recibe el visto bueno en su estado actual, la fecha tope para aprobar el nuevo marco es el próximo día 31 de diciembre y las nuevas retribuciones harán “nviables las inversiones en el grueso de las instalaciones futuras”, según las asociaciones.


    “Con ello se paralizan los planes industriales de distintas comunidades autónomas y se empuja a las empresas a la deslocalización para desarrollar sus negocios en países con menos riesgo regulatorio”, añaden. En consecuencia, APPA y AEE solicitan al Ministro de Industria la inmediata paralización del proceso reglamentario en curso, al tiempo que recuerdan que habían propuesto unas opciones de retribución que han sido absolutamente ignoradas..


    Para la eólica, los niveles de rentabilidad plantados por el Secretario de Energía, Ignasi Nieto, en el borrador remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) el pasado 28 de noviembre, son del 7% para las centrales que se acojan a tarifa fija y del 5-9% para las que continúen comercializando su producción en el mercado. Para mantener las inversiones necesarios para llegar a los 21 GW eólicos en 2010, tal y como exige el Plan de Energías Renovables del gobierno de 2005, las asociaciones estiman necesaria una rentabilidad de 8,8%.


    Para la eólica comercializada en el mercado mayorista, y tal y como exigieron las asociaciones en una propuesta entregada a Nieto hace dos semanas, el borrador marca un suelo a la retribución total. Pero allí termina la concordia, ya que el Secretario fija este suelo en 67,7 euros MWh en vez de los 71 euros planteados por el lobby para 2008 (con indexación a la inflación para los años posteriores). Además, Nieto garantiza los 67,7 euros solo durante los primeros cinco años de vida de las plantas (las instaladas a partir de enero 2008). A partir del sexto año, el suelo cae a 60,8 euros MWh hasta cumplir los 15 años. Para el resto del ciclo de vida de la planta, el suelo se queda en 55,8 euros. Independientemente de las caídas en el precio diario del mercado, la energía eólica siempre recibirá una prima para garantizar estas retribuciones mínimas. Pero, para las asociaciones, el mínimo garantizado no es garantía suficiente para la rentabilidad.


    A partir de estos suelos, la retribución de la eólica en el mercado mayorista eléctrico recibirá una prima que disminuye según los mismos criterios de antigüedad. Durante los primeros cinco años, los operadores recibirán el precio del mercado más una prima de 17.4 euros MWh, cayendo a 5,5 euros a partir del año 16.


    Estas cifras también ponen en evidencia el caso omiso que Nieto ha hecho de la propuesta de las asociaciones. El lobby había exigido la continuidad de las primas actuales, estimadas para 2008 en algo más de 35 euros MWh para un precio de mercado de hasta 46 euros MWh, admitiendo unos incentivos que disminuirían incrementalmente hasta llegar a un precio de mercado de 100 euros. Solo a partir de este precio están dispuestas las asociaciones a que la eólica reciba el precio del mercado sin ningún incentivo.



  • Fecha de la noticia: 2006-12-04
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias