El Gobierno de Blair ficha a Al Gore como asesor en cambio climático

    Con el fichaje del político demócrata estadounidense, que ha dedicado ya una exitosa película al cambio climático, titulada Una verdad incómoda , Londres pretende vender mejor el problema en Estados Unidos, donde sólo algunos Estados como el de California han decidido tomar medidas.


    El llamado informe Stern, por el nombre de su autor, Nicholas Stern, ex economista principal del Banco Mundial y actualmente alto funcionario del Gobierno británico, propone una reforma en profundidad del incipiente mecanismo europeo de canje de emisiones de CO2.


    El ministro británico del Tesoro, Gordon Brown, propondrá a los líderes de los países de la Unión Europea recortar en un 30 por ciento las emisiones de dióxido de carbono de aquí al año 2020 y en un 60 por ciento para el año 2050.


    Brown quiere además involucrar en el mecanismo de canje de emisiones a otros países o a estados como el de California.


    En su informe, Stern señala que el mundo está aún a tiempo para invertir los peores efectos del calentamiento del planeta, aunque advierte de que, a menos que se adopten acciones urgentes a nivel internacional, las consecuencias se convertirán en irreversibles.


    De acuerdo con Nicholas Stern, la inacción en esa materia costará a la economía mundial entre un 5 y un 20 por ciento del Producto Interior Bruto mientras que reducir las emisiones de CO2 ahora, como propone, representaría un costo de sólo un 1 por ciento del PIB.


    Según fuentes del Gobierno británico, Londres confía aún en que Estados Unidos, principal emisor del gas considerado causante del efecto invernadero, se convenza de la racionalidad económica de esa lucha y colabore con el resto del mundo en el combate contra el calentamiento del planeta.


    Londres insiste en que es preciso acelerar las negociaciones internacionales sobre un documento que sustituya al protocolo de Kioto para la reducción del efecto invernadero, negociaciones que comenzarán el próximo mes en el marco de la ONU en Nairobi.


    En opinión de Tony Blair, un futuro acuerdo necesita del apoyo de Estados Unidos, que no quiso sumarse al proceso de Kioto con el argumento de que era perjudicial para su economía.



  • Fecha de la noticia: 2006-10-31
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Internacional
Activar notificaciones No, gracias