Doce millones de españoles respiran habitualmente aire contaminado

    Según el informe sobre la calidad del aire en las ciudades españolas elaborado por la organización ecologista, la contaminación es generalizada, y en muchos lugares se superan los niveles de protección de la salud humana de forma sistemática.



    ¿El principal causante de los malos humos? El tráfico. Es lo que hace que se superen los valores de partículas en suspensión, dióxido de nitrógeno y ozono troposférico muy por encima de los límites marcados por la normativa de la Unión Europea.



    El dióxido de nitrógeno proviene principalmente de los automóviles, por lo que es el mejor indicador para medir la contaminación debida al tráfico rodado. Los óxidos de nitrógeno son en general muy reactivos, y al inhalarse afectan al tracto respiratorio, especialmente al tramo más profundo de los pulmones e inhibiendo algunas funciones de los mismos. Existe un valor límite anual, obligatorio para 2010, de 40 µg/m3, aunque para 2005 el valor límite establecido por la UE era de 50 µg/m3. En Madrid, Valencia, Barcelona y algunos puntos de Andalucía esta cifra se ha superado en multitud de ocasiones, especialmente en la localidad madrileña de Alcorcón.



    Sobre las partículas en suspensión la situación es aún más grave. Proviene sobre todo de la combustión de vehículos, como cenizas de materiales no quemados, condensación de gases, etc. Estas partículas son hoy en día el problema de contaminación ambiental más grave, y los médicos aseguran que están detrás de numerosas enfermedades pulmonares, cardiovasculares y cánceres de pulmón, así como de un elevado número de muertes prematuras.



  • Fecha de la noticia: 2006-02-16
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias