China podría elevar su meta eólica a 30.000 MW

    En la conferencia (Beijing International Renewable Energy Conference-Birec 2005), Peiyan afirmó que el gobierno central ha elevado al 15% el objetivo de aportación de las energías renovables en el mix nacional para el año 2020 (la meta hasta ahora era del 10%).



    Para la eólica, el objetivo específico hasta 2020 podría elevarse a 30 GW, de los 20 GW actualmente contemplados, según plantea una comisión especial del gobierno. Mientras tanto, Greenpeace ha publicado un informe en el que reclama hasta 40 GW para el gigante asiático hasta 2020.



    La Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma de la republica ha propuesto los 30 GW eólicos como parte de un nuevo plan de desarrollo energético sostenible, según Wu Guihui, subdirector de la oficina de recursos energéticos de la misma comisión.



    «El crecimiento de la energía eólica en China está ahora en la vía rápida, y nosotros pensamos que se convertirá en la principal energía alternativa del futuro», comenta Xu Dingming, también de la comisión. “El desarrollo de las energías renovables desempeña un papel estratégico en la provisión de electricidad al país”, añadió. No obstante, el nuevo objetivo está condicionado a que sea aprobado por Consejo de Estado, que, hace diez meses había situado la meta en 20 GW.



    Por su parte, Greenpeace y Asociación Eólica Europea (EWEA) han realizado un estudio en el que afirman que China bien podría llegar a los 40 GW. El documento, titulado Windforce 12 China, es una versión de la monitorización y visión de las tendencias eólicas en todo el mundo, pero esta vez centrado en este páis y con la colaboración de la Asociación de Industrias de Energía Renovable de China (China Renewable Energy Industries Association-CREIA).



    Los autores señalan el fuerte desarrollo del mercado chino, con tasas de crecimiento consecutivas del 16,4%, 21,1% y 34,7 % en los últimos tres años.



    En cuanto a frenos, según el estudio uno de los principales estriba en los altos costes de la eólica en China, ya que el país tiene poca implantación de fábricas de aerogeneradores y la inmensa mayoría de estos y otros equipos se importan.



    No obstante, los autores señalan que China tiene un tejido industrial suficiente capacitado para poder realizar un proceso de transferencia de tecnología. Steve Sawyer, de Greenpeace, afirma que «nuestro futuro colectivo depende de la ayuda que logremos dar a China en el desarrollo de la energía eólica y otras formas de energía limpia”.



  • Fecha de la noticia: 2005-11-14
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Local
Activar notificaciones No, gracias