Castilla y León es la Comunidad española con más potencial para producir energías renovables

    Y Castilla y León se perfila como la Comunidad con más potencial de España. «La capacidad de generación de electricidad con energías renovables en el territorio castellano y leonés equivale a 178 veces su demanda de electricidad proyectada a 2050»; «su potencial de energía solar termoeléctrica podría satisfacer por sí sola ocho veces la demanda eléctrica de toda la España peninsular».

    Son las conclusiones de un informe encargado por Greenpeace al Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la Universidad Pontificia de Comillas titulado ‘Renovables 2050: un informe sobre el potencial de las energías renovables en la España peninsular’. El objetivo de este estudio es demostrar que las renovables son suficientes para cubrir la demanda energética de la sociedad y buscar soluciones al cambio climático «mediante la sustitución completa de los combustibles fósiles por energías renovables», lo que muchos consideran todavía utópico.

    En dicho trabajo, la Comunidad se destapa como la primera en potencial de energía geotérmica (17,5% del total de España), hidráulica (31,2%), biomasa (21,5%), energía eólica (20,6%), chimenea solar (22,9%), solar fotovoltaica con seguimiento (24,5%) y solar termoeléctrica (23,4%). Las únicas categorías que no encabeza son, lógicamente, la energía mecánica de las olas y la eólica marina, además de la solar fotovoltaica, donde ocupa el sexto lugar.

    «El mayor yacimiento energético de Castilla y León es el sol pero, si queremos aprovecharlo, los gobiernos español y castellano y leonés tienen que cambiar el papel absolutamente marginal que le han dado hasta ahora a las distintas formas de aprovechar la energía solar», asegura Carlos Bravo, responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace, que considera a Castilla y León como una Comunidad «abrumadoramente rica en energías renovables».

    El estudio se ha realizado sobre una proyección al año 2050 con 38,31 millones de habitantes repartidos esencialmente como en 2003, con una demanda de energía eléctrica de 20kwh/habitantes, lo que supone en toda la península 280twh/año en 2050. También se parte de un reparto territorial de la demanda eléctrica per capita igual al de 2003 e igual en cada provincia de cada comunidad.

    Los investigadores han tenido en cuenta restricciones ambientales, como excluir el uso del 28% del territorio peninsular —en algunas comunidades llega al 40%—, que goce de protección especial, ya sea Red Natura 2000 o espacios naturales protegidos, declarados o en proceso.

    Energía geotérmica. Se trata de la energía existente en el subsuelo, más caliente según se avanza en profundidad. Según el informe, la tecnología sería «inyectar un fluido a presión para que fisuren las rocas en la profundidad deseada, reciba el calor de las rocas y lo transporte a la superficie, donde ese calor se convierte en electricidad, como en una central térmica convencional». En este caso, Castilla y León concentraría el 17,5% de todo el potencial del país, el porcentaje más alto junto a Castilla-La Mancha, que agrupa otro 17,5% en su territorio.

    Energía hidráulica. Para la energía procedente de los saltos de agua el documento no prevé aumentos de potencia por el impacto ambiental que implican los embalses. Castilla y León encabeza ya a gran distancia el ranking, ya que su potencial de producción es del 31,2% de todo el país tanto en pequeñas centrales como en las de mayor tamaño.

    Biomasa. Es la energía de la materia orgánica procedente de residuos forestales, agrícolas, ganaderas, de la industria agroalimentaria o urbanos, estos últimos convertidos en biogás, o de cultivos energéticos. «El mayor potencial se ubica en Castilla y León», vuelve a destacar, por tercera vez, el informe de Greenpeace. La Comunidad podría producir en 2050 el 21,5% de la energía por biomasa de todo el país. «Es de destacar que Castilla y León, junto con Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, podrían generar con biomasa una cantidad de electricidad superior a su propia demanda eléctrica proyectada en 2050». En este caso, el informe desgrana cuatro aplicaciones de la biomasa: monte bajo (mayor potencial en Castilla y León y Galicia); cultivos forestales de rotación rápida (de nuevo Castilla y León, esta vez junto a Galicia); cultivos energéticos (Castilla y León); residual y biogás (mayor potencial en Andalucía).

    Eólica terrestre. Los parques eólicos son la energía alternativa más presente en la Comunidad tras la hidráulica. Las palas de los aerogeneradores forman ya parte del paisaje. «El mayor potencial se ubica en las dos Castillas y en Andalucía», señala el documento. La Comunidad atesora el 20,6% del potencial de toda España, seguida de Castilla-La Mancha (20%) y Andalucía (17,2%). En lo que se refiere a la producción de energía eólica pocas recomendaciones de la agrupación ecologista al Gobierno regional, al contrario de lo que ocurre con la solar, ya que se trata de una industria mimada por la Administración regional y en pleno proceso de expansión.



  • Fecha de la noticia: 2005-12-12
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias