Barroso pide que el objetivo de llegar al 20 por ciento de energías renovables en 2020 sea vinculante

    Los Veintisiete están divididos prácticamente mitad y mitad sobre si el objetivo del 20 por ciento de renovables debe ser obligatorio o solamente indicativo. En la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de este lunes, Alemania, España, Suecia, Dinamarca y Reino Unido, entre otros, defendieron la primera opción mientras que mientras que Francia, Finlandia, República Checa, Polonia, Grecia, Letonia o Eslovaquia se inclinaron por la segunda. La presidencia alemana dijo que planteará de nuevo la cuestión a los jefes de Estado y de Gobierno aunque admitió que es posible que no se alcance un acuerdo.


    Durao Barroso subrayó que las energías renovables son indispensables para garantizar la ‘sostenibilidad’ pero también la ‘seguridad de suministro’, ya que ‘cuanta más energía renovable tengamos menos dependeremos de los combustibles fósiles que ahora importamos’. Por ello, defendió un objetivo obligatorio ‘por una cuestión de credibilidad, porque es mucho más creíble un objetivo obligatorio que uno indicativo’.


    Asimismo, explicó que todos los empresarios con los que ha consultado han abogado también por el establecimiento de objetivos obligatorios para poder hacer ‘planes de inversión a largo plazo’.


    El presidente de la Comisión rechazó de plano la propuesta alternativa de Francia, que consiste en fijar un objetivo global de energías con bajas emisiones de dióxido de carbono que incluya las renovables pero también la nuclear. El motivo es que los Estados miembros están ‘absolutamente divididos sobre lo nuclear’, por lo que si Bruselas intenta fijar objetivos en esta materia ‘no habría progresos en política energética’.


    ‘La decisión sobre lo nuclear corresponde a los Estados miembros. Sabemos que hay países, como Francia, que son muy favorables a la energía nuclear. Al mismo tiempo debemos respetar a los que no quieren desarrollar este tipo de energía’, recalcó Barroso.


    También pidió a los líderes europeos que den su visto bueno al resto de objetivos propuestos por la Comisión para luchar contra el cambio climático, especialmente el recorte en un 20 por ciento de las emisiones de efecto invernadero de la UE de aquí a 2020 en relación con los niveles de 1990, cifra que se ampliaría al 30 por ciento si el resto de países industrializados se suman a un acuerdo internacional contra el cambio climático.


    Barroso anunció que, tras la cumbre, empezará a trabajar en sus propuestas para repartir la carga de esta disminución entre los diferentes Estados miembros, y que las presentará en el tercer trimestre del año.


    El presidente del Ejecutivo comunitario defendió también el plan de eficiencia energética para ahorrar un 20 por ciento de la energía de aquí a 2020 -que permitirá ahorrar 100.000 millones de euros y 780 millones de toneladas de CO2 al año- así como la necesidad de contar con un 10 por ciento de biocombustibles para la misma fecha.



  • Fecha de la noticia: 2007-03-08
  • Fuente: Apecyl
  • Ambito: Nacional
Activar notificaciones No, gracias