Alfonso Arroyo (director general del EREN): “CyL es capaz de abastecer con renovables casi el doble de su demanda eléctrica”

  • Posted on: 5 December 2014
  • By: Apecyl

El pasado día 2 de junio, el presidente de APECYL, Fernando Ferrando, el vicepresidente de APECYL, Mikel Urdangarín, y el secretario General de APECYL, Eugenio García Tejerina, tuvieron un almuerzo de despedida con el consejero de Industria de la Junta de Castilla y León, José Luis González Vallvé, y con el director general de Industria, Carlos Escudero.

APECYL entregó a Vallvé y Escudero, sendas placas por la colaboración y el trabajo común realizado

El Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN) cumple 25 años como un pilar imprescindible en el desarrollo de las energías renovables en la Comunidad. Alfonso Arroyo, director general de Energía y Minas y director del EREN, repasa algunas de las claves del éxito de la entidad en este cuarto de siglo, en el que Castilla y León se ha convertido en un motor de las energías limpias a nivel nacional.

Pregunta.- El Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León cumple 25 años ejerciendo funciones de planificación y desarrollo de las políticas energéticas regionales. Entre sus funciones, destaca concienciación de la ciudadanía a través de encuentros y programas disponibles. ¿A lo largo de estos años cómo ha evolucionado la posición de los ciudadanos de Castilla y León respecto de las EERR?

Respuesta.- Realmente, excepto lugares concretos con especies endémicas como urogallo o alondra ricotí, y en ese caso sólo desde organizaciones conservacionistas, no ha habido una oposición a las instalaciones eólicas, pese a su gran desarrollo en la Comunidad, probablemente gracias a la extensión de la misma y a la zonificación efectuada en el Plan Eólico. Sin embargo, en estos últimos años, si se ha producido cierta alarma social ante proyectos de más de 50 MW y de competencia estatal en tramitación, anunciados por los promotores sin haberse evaluado ambientalmente, estando en zonas sensibles. El caso de la fotovoltaica es similar, sin oposición hasta estos últimos años, en los que los grandes proyectos de más de 50 MW de tramitación estatal y más de 100 Ha de ocupación han llevado cierta alarma, fundamentalmente a las organizaciones agrícolas, sin perjuicio de los informes que se puedan emitir y las decisiones que se puedan tomar respecto a su autorización.

P.- ¿Qué balance puede hacer de estos 25 años de existencia del EREN? ¿Cómo cree que ha influido en la Comunidad?

R.- La existencia de una agencia de energía, con personal experto y especializado, ha sido básica en el enorme desarrollo renovable de la Comunidad, que la ha llevado a ser la primera potencia española en renovables, gracias fundamentalmente a la hidráulica y la eólica. Los firmes posicionamientos técnicos ante Red Eléctrica de España y los Ministerios con competencias en energía han permitido ese gran desarrollo eólico, que tenía un cuello de botella importante en el acceso y conexión a red. Además, los distintos Planes y Estrategias de Eficiencia Energética impulsados por el EREN han permitido situar a Castilla y León en un grado de cumplimiento de objetivos europeos muy por encima de la media española. El Ente ha participado a lo largo de estos años en más de 200 M€ de inversión en proyectos energéticos, y se ha consolidado como una de las agencias de energía más reconocidas por su trabajo en España y Europa, habiendo llegado a presidir EnerAgen y FEDARENE, las asociaciones española y europea de agencias de energía.

P.- ¿Qué retos de futuro se plantean para los próximos años?

R.- Estamos en plena transición energética y con unos objetivos ambiciosos para evitar el cambio climático. La posición de Castilla y León es envidiable, ya que es capaz de abastecer con generación eléctrica renovable casi dos veces su demanda de electricidad. Pero es preciso que nuestra Comunidad siga avanzando para que España pueda cumplir sus objetivos. Además, llegan nuevos retos como la necesidad de almacenamiento energético, donde nuestra orografía y características proporcionan grandes posibilidades a los proyectos de bombeo en hidráulica o al almacenamiento de aire comprimido en antiguas minas. El desarrollo de un nuevo vector energético como el hidrógeno es otro de los retos, factible ante el desarrollo renovable y la abundancia de agua, y ante la necesidad de un nuevo combustible limpio, que sirva además de apoyo al almacenamiento para los casos en los que la demanda, la exportación y los almacenamientos de electricidad no sean suficientes para cubrir toda la generación renovable, algo que será cada vez más frecuente en el futuro si no se avanza en interconexiones con el resto de Europa y en establecer condiciones retributivas y regulatorias adecuadas para el almacenamiento de electricidad.

P.- ¿Cuál es la previsión de cumplir con los objetivos de desarrollo de las EERR en Castilla y León para 2030 y en concreto de energía eólica?

R.- Nuestros objetivos a ese plazo pasan por alcanzar los 10.000 MW de potencia eólica instalada, aunque para ello dependemos de decisiones estatales, tanto en aspectos retributivos y celebración de subastas, como en aspectos regulatorios. Evidentemente, el desarrollo de la red de transporte y de las interconexiones es otro de los factores que influirá en conseguir el objetivo.

P.- Tal y como afirmó en una entrevista para La Vanguardia hace unas semanas, “en materia de energías renovables hay un boom de fotovoltaica y eólica que reclama un perfil concreto de los profesionales”. ¿Qué incentivos serían eficaces a la hora de atraer el talento al sector?

R.- Sinceramente, creo que el incentivo está en la demanda de profesionales que ya hay y que crecerá. En cualquier caso, además de la demanda de universitarios, habrá una gran demanda de graduados en formación profesional, en la que la FP Dual como la que han impulsado en el CIPF Tecnológico de León la Consejería de Educación, REE y el EREN es el método ideal para obtener los profesionales mejor preparados.

P.- El EREN mantiene acuerdos con Grupos de Investigación de las Universidades de Castilla y León precisamente con la finalidad de favorecer la producción científica en el ámbito energético, ¿qué tipo de estudios se están realizando en materia eólica?

R.- El EREN ha participado en varios proyectos experimentales que han permitido tener instalados en Castilla y León los primeros prototipos experimentales de máquinas de paso variable de 800 kW, y de aerogeneradores de 1,5 ó 2 MW. Además, la participación del EREN en determinados parques experimentales ha permitido estudiar la afección de los pequeños parques eólicos conectados a redes de distribución.

P.- El EREN cumple 25 años, APECYL los hará en 2 años ¿Cómo valora este ya largo periodo de convivencia y colaboración entre ambas instituciones?

R.- Ha sido básico para el desarrollo armónico de la eólica en Castilla y León. El permanente diálogo con APECyL, y también con REE y con la Consejería con competencias en Medio Ambiente ha sido fundamental para sortear las distintas barreras que podrían haber impedido el desarrollo del sector, y que con el apoyo y la comprensión de los promotores eólicos y resto de participantes en ese diálogo, han llevado al éxito indiscutible del desarrollo eólico en esta Comunidad.

Fecha: 
Martes, 14 Junio, 2022
Fuente: 
Redacción APECYL