Naturgy

El conjunto eólico Montes Torozos, reconocido con el Premio Eolo de Integración Rural de la Eólica 2020

  • La candidatura se ha concretado en 7 parques eólicos construidos en la comarca, situada entre las provincias de Valladolid y Palencia, durante 2019 por Naturgy con una potencia de más de 250 MW y una inversión superior a los 260 millones de euros.
  • El Jurado de los premios ha valorado que la Comarca Monte Torozos cuenta con un gran desarrollo de la tecnología eólica lo que ha supuesto repercusión socioeconómica en términos de ingresos y empleo en el entorno, evitando de esta forma el despoblamiento.

La Comarca Montes Torozos, repartida entre las provincias de Valladolid y Palencia, se ha alzado con el Premio Eolo a la Integración Rural de la Eólica en su novena edición por tratarse de una comarca modélica en lo que al desarrollo eólico se refiere, concedido por la Asociación Empresarial Eólica (AEE). La candidatura se concreta en el conjunto eólico promovido por Naturgy que consta de siete parques eólicos con una potencia eólica total de 256,50 MW y una inversión de 263 millones de euros.

El jurado, reunido en Madrid el pasado 17 de junio, valoró que la Comarca Montes Torozos cuenta con un gran desarrollo de la tecnología con diferentes proyectos eólicos, lo que ha supuesto una positiva repercusión socioeconómica en términos de ingresos y de empleo, a la vez que ha favorecido la diversificación productiva sin alterar la esencia cultural del entorno, ayudando así a contener el despoblamiento.

En concreto, la candidatura de la Comarca Montes Torozos presentada al Premio Eolo ha estado compuesta por 12 pueblos de la comarca situados en la zona de la provincia de Valladolid con una superficie de 322,1 Km2 y 1.753 habitantes en total, y que corresponden a Barruelo del Valle, Berceruelo, Castrodeza, Castromonte, La Mudarra, La Santa Espina, Torrecilla de la Torre, Torrelobatón, Valdenebro de los Valles, Velilla, Villasexmir y Velliza.

Estas instalaciones reflejan el importante desarrollo eólico en la zona, que ha contado siempre con la involucración y colaboración de autoridades municipales y vecinos, defendiendo y apoyando los proyectos durante el desarrollo de los mismos y estableciéndose una relación de mutua confianza con Naturgy.

Carlos González Samano, director de desarrollo de generación de Naturgy, ha afirmado que “este premio reconoce la importantísima colaboración de las administraciones locales, además de la autonómica, y nuestra compañía para hacer realidad los proyectos eólicos que impulsamos con el objetivo de hacer realidad la transición energética y que ésta redunde en beneficio del entorno rural”, y ha añadido que “la aportación de este tipo de proyectos a las comarcas es indudable e inmediata, fundamentalmente los referidos a dinamización económica y sociolaboral”.

Los proyectos eólicos han favorecido el impulso y la creación de empleo en esta comarca despoblada dentro de la denominada ‘España vaciada’, de la mano de actividades que, además de contribuir a la diversificación productiva, ayudan a fijar población en el territorio, así como la capitalización de recursos locales (restauración, alojamiento, turismo, et). Buena parte del empleo generado en torno a la construcción y explotación de estos parques eólicos ha beneficiado a estas localidades. En concreto, la cifra de empleo generado en el proyecto de los siete parques eólicos de Naturgy es de 2.975 puestos de trabajo (de ellos, 1.653 empleo directo).

Gracias a los 7 nuevos parques eólicos, se han aportado nuevos ingresos a sus habitantes con 1 millón de euros al año en rentas de alquiler para los propietarios, y además, se ha conseguido pasar de una situación de limitados ingresos a una notable bonanza en las cuentas municipales, con ~ 65,8 millones de euros de ICIO, y en impuestos BICE e IAE por ~1,2 millones de euros anuales, facilitando  la mejor cobertura de las necesidades sociales de sus habitantes y reduciendo la fiscalidad.

La implantación de la eólica en la comarca ha supuesto un incremento de recursos para afrontar proyectos que permitan generar nuevos ingresos a sus habitantes y, de esta manera, dotar de alternativas de futuro a sus habitantes. Tal es el caso, que en el plano del fomento al turismo en Montes Torozos, ya desarrollada esta zona como área de turismo rural y paisajístico, así como cultural y gastronómico, se está promoviendo en uno de los municipios de la comarca, Castromonte, la construcción de un centro de interpretación de la energía eólica como atractivo turístico para explicar al público de forma didáctica y divulgativa el proceso de producción y de distribución, a través de piezas originales, maquetas, vídeos, fotografías y paneles. De ese proyecto se espera un impacto docente y turístico y en el que está colaborando un grupo de trabajo vinculado a la Cátedra de Comercio Exterior de la Universidad de Valladolid, dentro del proyecto Timmis de emprendedurismo con fondos de la Unión Europea.

El Premio Eolo a la Integración Rural consiste en la elaboración de un vídeo sobre la vida en los municipios galardonados y la integración de la eólica en la comarca. Este vídeo, así como la entrega del galardón, se realizará en los próximos meses debido a la situación provocada por la actual pandemia del COVID-19 con la presencia de autoridades, representantes de AEE y de empresas, y abierto a todos los vecinos de la Comarca Montes Torozos.

 

 

01/07/2020
Fuente: 
Naturgy, Apecyl

Castilla y León pisa el acelerador en generación eólica

La apuesta eólica de empresas como Naturgy e Ibervento en Castilla y León afianza la posición de líder de la Comunidad en cuanto a potencia instalada.

Corren buenos tiempos para la industria eólica en Castilla y León. Después de unos años de ‘barbecho eólico’ en la región, Naturgy e Ibervento han levantado 16 parques eólicos con una inversión de más de 500 millones de euros. Pero el crecimiento renovable no acaba ahí; son ya muchas las empresas que están realizando inversiones en desarrollo solar.

Los expedientes administrativos para la construcción de nuevos parques de energías eólica y solar se multiplican en Castilla y León. Muchos de ellos han terminado la tramitación y comienzan las obras en una especie de ‘edad de oro’ de las renovables que han convertido a la Comunidad en líder del sector.

Las grandes empresas Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) e Ibervento (de la matriz alemana WPD) levantan 16 nuevos parques eólicos, con una inversión de más de 500 millones de euros. La firma navarra Ríos Renovables ha anunciado inversiones por más de cien millones de euros en diez plantar fotovoltaicas en la Comunidad, y más aún la madrileña Solaria, que planea ejecutar proyectos por 1.500 MW en Castilla y León para los dos próximos años, con una inversión prevista de unos 800 millones de euros. 

Después de cinco años de parón, la tendencia se invierte y comenzarán a crecer molinos y paneles solares ‘como setas’. En cuanto  a la eólica, las dos grandes empresas han comenzado la construcción sus parques en tres provincias, aunque la mayoría de ellos, 14, se instalarán en la de Valladolid. Esos parques sumarán 182 hélices de la última tecnología, capaces de producir cada una al menos 3,3 megavatios. En total, serán 603,2 MW adicionales de energía que entrarán pronto en funcionamiento, tras una inversión global de más de 550 millones de euros –de la que 500 millones corresponden a Valladolid–. Cuando se sumen a los 5.556,4 que ya hay en servicio, se traducirán en el 9,8% de toda la energía eólica generada en la Comunidad.

Y en el horizonte hay más parques que inician su tramitación en las nueve provincias. El territorio regional cuenta ya con 4.308 aerogeneradores de las más variadas características y tecnologías. Desde aquellos molinos del primer parque de la región –instalado en la localidad soriana de Ólvega en 1998–, capaces de generar cada uno sólo 330 kilovatios, se ha producido un salto tecnológico que ha multiplicado por diez su capacidad de generación, hasta los 3,3 MW que produce por regla general cada unidad actual. En cuanto a los parques solares, Solaria acaba de terminar dos grandes plantas en el municipio vallisoletano de Tordesillas, con una potencia instalada conjunta de 65 megavatios (MW). Las nuevas instalaciones cuentan con cerca de 200.000 paneles y ocupan aproximadamente 200 hectáreas. Ahora tramita otro parque en Medina del Campo, con una inversión de 16 millones de euros para 30 MW.

Otra gran empresa, Ríos Renovables, edificará también en Medina del Campo una planta de 20 MW con una inversión de 12 millones de euros, mientras 13 Roeles levantará otra de 15 MW por 8,6 millones. Son algunos ejemplos de los últimos proyectos que han obtenido ‘luz verde’ administrativa, pero los casos son numerosos en las nueve provincias de la Comunidad. Por otra parte, se produjo recientemente un cambio normativo que favorece la instalación de nuevas estaciones generadoras de energías renovables, después de un lustro de incertidumbre en el sector, que paralizó los proyectos.

Decreto

Así, las compañías del sector renovable y eólico recibieron el pasado 22 de noviembre con optimismo el Real Decreto Ley aprobado en el Consejo de Ministros sobre los parámetros retributivos del sistema eléctrico, al considerar que elimina la incertidumbre, y que favorecerá el desarrollo de los proyectos. El texto contempla la posibilidad de que las 64.000 instalaciones renovables afectadas por el recorte a su retribución, aplicado en la reforma energética que llevó a cabo el Gobierno en 2013, puedan seguir manteniendo el valor actual durante dos periodos regulatorios más, hasta el año 2031. En la práctica asegura la retribución durante 12 años. La Asociación de Empresas de Energías Renovables y la Asociación Empresarial Eólica coincidieron en solicitar «consenso y apoyo» de todos los partidos políticos.

18/12/2019
Fuente: 
El Mundo Castilla y León, Apecyl