Eólica Castilla y León

Los molinos de viento instalados en Castilla y León producen casi uno de cada cuatro MW generados en España

La eólica supuso la mitad de la producción de la Comunidad al sumar 12,8 millones de MWh

Castilla y León generó el pasado año un total de 25,7 millones de megavatios hora (MWh), lo que supuso un 13,8 % más que el ejercicio anterior.

Mientras el consumo de electricidad cayó un 5,8 por ciento en Castilla y León en el año de la pandemia, motivado sobre todo por el descenso de la demanda de energía por parte del sector industrial y servicios, la producción bruta de energía eléctrica mantuvo en 2020 un buen comportamiento.

De ese total, la energía eólica supuso la mitad de la producción, al sumar 12,8 millones de MWh, seguido de la hidráulica (33,2 por ciento, con 8,5 millones), la térmica (12,4 por ciento, con 3,2 millones) y la solar (4,3 por ciento, con 1,1 millones de megavatios hora). Un incremento que con el descenso del 3,3 por ciento experimentado el año pasado en el conjunto de España, hasta los 257,8 millones de MWh.

La comunidad genera casi uno de cada cinco megavatios de las energías limpias en España. En concreto, los 12,8 millones de MWh producidos por los molinos de vientos instalados en Castilla y León suponen el 23 por ciento del total del país. Un porcentaje que se queda en el 7,2 por ciento en el caso de la energía solar.

Además, las centrales hidráulicas de la comunidad generan uno de cada cuatro megavatios a nivel nacional. Del total de 33,8 millones de MWh en el país, 8,5 millones proceden de la autonomía. La energía hidráulica de nuestra región se disparó un 54,8 por ciento al pasar de 5,4 a 8,5 millones de MWh., gracias a las abundantes precipitaciones.

Sin embargo, el aumento en las energías limpias llega a compensar la producción que generaban la central nuclear de Santa María de Garoña y las centrales térmicas de carbón que han venido cerrando. Aunque Castilla y León es un territorio con superávit, puesto que la producción de energía eléctrica es casi 2,5 veces superior al consumo.

05/07/2021
Fuente: 
Apecyl / Energía de Castilla y León

La Junta de Castilla y León acelera la autorización administrativa de los parques eólicos

La Junta de Castilla y León ha acelerado la autorización administrativa de los parques eólicos para evitar que la nueva Ley del Sistema Eléctrico Español, que en la práctica deja en manos de Red Eléctrica Española esta competencia, suponga alguna traba al desarrollo del sector en la Comunidad. Castilla y León ya cuenta con un total de 6.400 megavatios con autorización administrativa, cifra que se había marcado como objetivo para poner en funcionamiento en 2011.

El director del Ente Regional de la Energía (EREN) de Castilla y León, Ricardo González Mantero, explica que el texto normativo especifica que las autorizaciones para un parque eólico no podrán ser otorgadas si su titular no ha obtenido previamente la autorización del punto de conexión con las redes de transporte y distribución correspondientes. “En la práctica supone dejar en manos de una empresa privada, que cotiza en Bolsa, el grifo y el ritmo de las concesiones de los parques eólicos”, señala.

González Mantero asegura que desde la llegada de José Montilla al Ministerio de Industria se ha puesto de manifiesto un interés de la Administración central por limitar el volumen de producción eólica de algunas comunidades, entre las que se encuentra Castilla y León, para favorecer a otras más atrasadas en el sector.

14/07/2007
Fuente: 
Apecyl

Los aerogeneradores ya generan en Castilla y León la energía que gastan 650.000 familias

Según datos proporcionados por la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (APECYL), los 2.062 megavatios en funcionamiento en la Comunidad sirven para generar la energía que gastan 650.000 familias. Cuando ya han empezado las obras del primer parque eólico en Valladolid, única provincia de la región en la que aún no se genera energía gracias al viento, en estos momentos hay 100 centrales en funcionamiento.

Además, hay otros 16 en construcción y 101 con las licencias para comenzar a instalarse. Esto supone que, en dos años, se alcanzarán los 5.000 megavatios, que producirán la energía que gastan 1.570.000 familias en sus hogares, muchas más de las que viven en la Comunidad (cerca de 900.000, según el Instituto Nacional de Estadística).

Para lograrlo es necesario hacer frente a los dos problemas a los que se enfrenta el sector: el retraso de las infraestructuras eléctricas y el proyecto de modificación del marco retributivo por parte del Gobierno.

16/05/2007
Fuente: 
Apecyl