CCOO

El sector renovable, capaz de crear más de 2.000 nuevos empleos en la provincia de León

Un estudio reciente elaborado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (Istas) de Comisiones Obreras (CCOO) destaca el importante potencial de crecimiento de energías renovables como la energía eólica, fotovoltaica y biomasa en la provincia de León.

Tal y como asegura informe ‘Las energías renovables en el marco de una transición energética justa en la provincia de León’ “todas las tecnologías renovables están presentes a lo largo de la cadena de valor” en la provincia, y destaca “la actividad y el empleo industrial con protagonismo del sector eólico”. Asimismo, estima un volumen total de empleo directamente relacionado con la generación de energía mediante fuentes renovables de 2.069 empleos en la provincia.

El estudio analiza el empleo y la capacidad industrial actual, además de evaluar las posibilidades de empleo a corto y medio plazo. Asimismo, en el citado documento se incluyen 31 propuestas para acelerar el crecimiento del sector y maximizar los beneficios socioeconómicos y medioambientales.

En cuanto a la energía eólica, el estudio recoge la existencia de cuatro fábricas y destaca la presencia de la empresa LM Windpower, “la más importante en volumen de trabajadores”, al tiempo que pone de relieve que “se espera la inversión en nuevos parques eólicos a través de las futuras subastas de renovables y como consecuencia también de las medidas complementarias para priorizar los desarrollos en las zonas de transición justa”.

Respecto a la energía solar fotovoltaica, apunta que “hay una potencia instalada de 42 megavatios, y 3.647 en tramitación, lo que supone multiplicar por 87 la potencia actual”, pero “aunque no todos los proyectos actualmente en tramitación se lleguen a materializar, da una idea del interés inversor que existe”.

Un interés que hace que se esperan inversiones en grandes plantas “debido a la rentabilidad de estas instalaciones en el territorio leonés”, del mismo modo que “se espera una evolución muy positiva en el autoconsumo residencial e industrial, por el elevado recurso solar en la provincia”.

En el caso de la biomasa, el estudio de ISTAS recoge la existencia de una planta de generación eléctrica, la de Cubillos del Sil y dos plantas de producción de pellets, Biovegamasa y Coterram, con una producción total de 30.000 toneladas anuales, con una media de 15 pequeñas empresas de distribución asociadas.

Asimismo, ‘Las energías renovables en el marco de una transición energética justa en la provincia de León’ se refiere a la empresa Calor ERBI de Ponferrada, actualmente centrada en el sector de la biomasa como “un de transición a nivel empresarial, ya que comenzó siendo una empresa centrada únicamente en el sector del carbón”.

31 propuestas

En el estudio ‘Las energías renovables en el marco de una transición energética justa en la provincia de León’ propone también una batería de medidas para el sector, entre las que se encuentran reforzar la planificación autonómica en materia de energías renovables, desarrollar una Estrategia Autonómica de Transición Justa, empujar a las empresas eléctricas a la inversión de proyectos de renovables en la provincia de León en las zonas en transición, acelerar la integración de energías renovables en edificios públicos y desarrollar redes de calor urbanas.

Entre la batería de propuestas, ISTAS propone también impulsar planes para acelerar la rehabilitación energética en el sector público y en el residencial, de tal manera que el despliegue de las renovables térmicas no estén condicionadas a la construcción de obra nueva, impulsar la fabricación nacional de bienes y equipos asociados al despliegue de tecnologías renovables, promover la I+D+i de las tecnologías renovables apoyándose en los centros locales y empresas que ya desarrollan ya una labor investigadora y fomentar la nueva figura de las comunidades energéticas en polígonos industriales y áreas empresariales.

16/10/2020
Fuente: 
Apecyl, Ical, La Nueva Crónica

CCOO propone cuatro medidas legislativas para hacer frente al cambio climático

En este sentido, Comisiones Obreras pedirá al Gobierno que asuma cuatro medidas legislativas sobre movilidad, fomento de energías renovables, modificación del sector eléctrico y sobre el uso de la energía en el sector de los servicios y el comercial.

En España, el transporte es responsable del 31% del total de las emisiones y, de ese porcentaje, el 90% corresponde al transporte por carretera. De ahí que sea imprescindible la aprobación de una Ley Estatal de Movilidad. Dicha norma debe marcar las directrices estatales en torno a la movilidad y condicionar la planificación urbanística y sectorial, así como la obligación de establecer planes autonómicos y municipales de movilidad. Una ley de este tipo puede crear las condiciones para que las administraciones competentes desarrollen una política de gestión del transporte y no tanto de infraestructuras.

La transformación energética hacia un modelo no contaminante será impensable sin el uso de las energías renovables. El desarrollo de la eólica en los últimos años -el pasado 8 de diciembre la eólica cubrió el 31% de la demanda energética española-, ha puesto de manifiesto su potencial, pero su evolución futura, como el de otras fuentes (solar, por ejemplo) necesita de un marco regulatorio básico que sea estable y que no esté sujeto a tantos cambios e incertidumbres en su sistema retributivo. Es imprescindible la aprobación de una ley impulse las energías renovables

La Estrategia Nacional contra el Cambio Climático debería introducir también elementos de planificación del sector eléctrico en la modificación de la ley del sector eléctrico de 1997, que actualmente se debate en el Congreso de los Diputados. Hay que mejorar la calidad del servicio eléctrico y racionalizar la tarifa en función de sus costes reales y de la necesidad de reducir el consumo energético.

La Estrategia Nacional Contra el Cambio Climático debe incluir una ley sobre el uso de la energía en el sector de los servicios y el comercial. Se trataría de una norma básica para limitar el despilfarro energético en uno de los sectores difusos en los que más ha estado aumentando el consumo.

Aparte de estas cuatro iniciativas legislativas, la Estrategia debe reorientar el sistema fiscal y de precios de los recursos y los servicios que incluyan el transporte y la energía, así como del sistema de ayudas públicas y de I+D+i.

13/02/2007
Fuente: 
Apecyl