La eólica regional agota el plazo para la subasta sin noticias del fin de la ecotasa del 4%

APECYL reitera a la Junta de Castilla y León la necesidad de publicitar su eliminación para atraer inversión a la región.

Cada vez faltan menos días para el 11 de mayo, fecha en la  que finaliza el plazo de precalificación para la subasta de energías renovables y la Junta de Castilla y León aún no ha puesto fecha a la reunión solicitada por la Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León (APECYL). El objetivo, indica Javier Gracia, presidente: “Que hagan pública la intención de eliminar la tasa para instalaciones futuras”.

Sin una certificación oficial de la eliminación de la ecotasa que lastra la energía verde en Castilla y León con entre un 3,5 y un 4%, Castilla y León encara la futura subasta del 17 de mayo sin el aval necesario para competir en igualdad con el resto de regiones.

“Enviamos una carta y nos contestaron que nos recibirían en breve”, denuncia Javier Gracia. La Asociación remitió una carta al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y a la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo. A pesar de recibir una contestación afirmativa, esa cita no ha llegado todavía y el sector teme que, al no darle “la publicidad suficiente” los posibles inversores se decanten por otras zonas fuera de la región.

En total, la nueva subasta de renovables podría alcanzar los 3.000 MW, según una resolución publicada a mediados de abril en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. “La fase de precalificación se cierra a la una del 11 de mayo y hay que tener presentadas las garantías de 60.000 euros por megavatio”, explica el presidente de APECYL. En ese momento los promotores eólicos han de estar seguros de la inversión que pueden realizar y de sus beneficios.

Según APECYL, Castilla y León tiene capacidad de evacuación de 1.850 nuevos megavatios y debe optar a implantar esa potencia hasta 2020. Esto supondría 1.850 millones de euros de inversión, 7.100 empleos y 1.350 directos, de explotación y mantenimiento.

Del Olmo anunció que se retiraría la llamada ‘ecotasa’ para instalaciones futuras y se iría reduciendo para instalaciones que ahora están en funcionamiento a partir de un 25%. Pero la orden que ha de llevar pareja esa decisión todavía no ha sido publicada, lo que preocupa al sector. Gracia advierte de que puede haber un escenario “en el que no haya vencedores en la subasta de parques en Castilla y León por no haber sido ágiles en la comunicación de la eliminación de la ecotasa”.

El presidente de APECYL reitera que, “aunque hay margen de corrección después de la subasta –seis meses–, es muy importante dar ese mensaje antes”. Las dos resoluciones publicadas en el BOE a este respecto contemplan de forma expresa la licitación de 2.000 MW ‘verdes’ y reservan una opción de ampliación que permitirá sumar otros 1.000 MW y alcanzar los 3.000 MW. El procedimiento para esta ampliación es confidencial. Además, estas subastas se presentan como tecnológicamente neutrales, de modo que podrán competir todas las fuentes de generación renovable, al contrario que en la primera subasta, en la que se pusieron en juego 700 MW, de los que 500 MW eran eólicos y los 200 restantes, de biomasa.

“El problema es que todo el mundo está trabajando ya en cerrar qué promociones eólicas presenta a la subasta, de manera que nosotros todavía no hemos podido contarle a los promotores eólicos que la previsión era 0 ecotasa para las nuevas instalaciones”, se lamentaba Gracia el día de la esperada publicación de la subasta.

La importancia de hacerse con este cupo de energía es palpable y las regiones “no han perdido el tiempo”. Así, en medio de las negociaciones entre Junta y productores de la región, otros territorios avanzan en competitividad. Es el caso del Gobierno de Aragón, que agiliza y atrae inversiones en el sector de las energías renovables mediante la declaración de interés autonómico de este tipo de proyectos, lo que permite a los promotores reducir a la mitad los trámites de gestión.

08/05/2017
Fuente: 
El Heraldo de Soria